jessica_21

Monologo de una mujer infiel

 

No se si me ama… ó quizá solamente está conmigo por costumbre, por inercia, por miedo al qué dirán. Porque en su familia el divorcio se ve muy mal.

 

No se si me ama… ó quizá me utiliza para asistir a esa clase de reuniones y eventos en los que hay que presentar a la esposa, hijos, -y ya sabes-  todo el “elenco familiar”.

 

No se si me ama, pero tampoco me importa… Hace mucho que me dejo de importar.

 

Cuando lo conocí pensé que era el amor de mi vida y el hombre con el cual me quería casar. Después vinieron los hijos, los compromisos, y poco a poco el amor se empezó  a enfriar.

 

Hicimos un intento por recuperar aquello que alguna vez sentimos, pero volvimos  a fracasar.

 

¿Sabes?  No se si me ama, o simplemente sigue conmigo  por no variar, para tener en su casa la muñeca de porcelana, la madre y la esposa ideal.

 

No se si me ama, pero tampoco me importa. Hace tiempo que me dejo de importar.

 

Y es que lo que el ignora es que yo ahora amo a alguien más. Alguien que si me sabe valorar.

 

Alguien para quien soy más que la actriz dispuesta a fingir el papel de mujer satisfecha, más que la amante conforme con las migajas de amor que él me deja, más que la estúpida y sumisa que acepta una relación en la que él ni siquiera me besa, en la que hace siglos que no me toca, y hace días que ni siquiera llega.

 

En cambio para él soy más que una mujer con dotes de actriz,  más que un ama de casa tierna y confiada que espera despierta en la cama hasta que su marido llega,  soy más que aquella imagen sacada de un cuento  de hadas.

 

Soy mucho más que aquel retrato virginal que está colgado en la pared de su oficina para que todos crean que tiene a su lado a la mujer más perfecta, mucho más que un adorno para presumir cuando los demás entran.

 

Y si tan solo supiera…

 

Me muero de la risa de imaginar que él supiera.

 

Que no soy la mujer tierna, ni la esposa perfecta, que no soy la muñeca de porcelana, ni la virgen sumisa y siempre entregada, que no soy fiel ni resignada, y sobre todo que no soy aquella idea sacada de su estúpido cuento de hadas!!

 

Sabes? No sé si él también me engaña, pero ya no siento celos, ni dolor, ni rabia…

 

Y si me preguntas porque sigo con él, no es por la nostalgia de ser el hombre al que alguna vez amé.

 

Si sigo con él es porque así lo tengo todo, y lo que no encuentro en sus brazos, lo encuentro en los de otro.

 

No se si él me ama…

 

 ¿Entiendes lo que es eso?

 

Jamás me lo dice, y a veces creo que no siente nada. Es como hablarle a la pared o pedirle a una piedra que sienta. No habla, no dice nada, se queda callado e  inclusive he pensado que en el fondo no le dolería saber que lo engaño, solamente su orgullo y su imagen resultarían perjudicados.

 

No se si me ama y por eso lo engaño…

 

Porque a veces creo que sigue conmigo por costumbre, por inercia, o por miedo a romper las reglas.

 

Porque hace años que no me toma en sus brazos ni me dice al oído que me quiere, por eso lo engaño, PORQUE ME HACIA FALTA ESCUCHARLO PARA SEGUIR AMÁNDOLO!.

 

Pero ahora es muy tarde, yo ya no lo amo.

 

Y tal vez sigo con él por la misma razón que él sigue conmigo.

 

Por costumbre, por inercia, por miedo al qué dirán…

 

Porque en mi familia el divorcio se ve muy mal.

 

Que se yo, quizá simplemente por no variar.

 

No se si el me ama, y hace mucho tiempo que me dejo de importar.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.