ninfadora

LLEGUA BRONCA




¡NO ME AMENACES!
con domarme,no soy de tu propiedad
eres demaciado iluso,
te crees que todas somos iguales,
pero No
¡lastima! gran equivocación,
para tu ego sucio y ciego yo soy demaciada llegua,
para un hombre que se jacta de macho,
y resulta que dices que soy tu mujer,
me quieres someter a tus deseos,
pero lo siento vida mía,
yo no soy un hermbra para ti,
soy para ese que sepa que sepa amarme completa
tu no me llegas ni alos pies
por que como jinete me sales debiendo.


Creo que te equivocaste de camino
y profesión
pues ser un hombre de verdad
no es pedir mi rendición.
Amar es sentimiento más profundo
que no incluye propiedad
mi respuesta es no, rotundo
a tus pretenciones de domar.
Y te quedó grande la yegua
si hablamos
en lenguaje coloquial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.