Lo insondable

-Lewis-

Cuando trabajas en lo mas profundo de tu ser

Las cosas de afuera,

Llegan solas,

Me he dado cuenta un par de veces de eso,

Una vez estuve al borde del colapso

Pasaron espantos y demonios

Espejos siniestros

Todo era utopía

No había rumbos ni colonias ni nuevas generaciones

Todo era horrible

No podía ni siquiera entrar a los supermercados

Las puertas no abrían

No sé si tenía yo setenta mil rezos

O si de verdad, coño, que verga

Total,

Al final,

Todo estaba adentro,

Limpiar un poco más la casa,

Lavar los platos,

Adentro, profundo,

Y ya después, un poco tardío

Todo quería venir aquí,

Todo se complacía con verme,

Todo estaba tranquilo y fresco.

Ver métrica de este poema
Llevate gratis una Antología Poética ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales


Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.