AGUAS ARROJADIZAS

Ismael Sgar

 

Que más me da ser marinero de agua

dulce, si me alimento de las víboras

que pastan en el lecho del río.

Con esa mala semilla construyo barcos

hechos de mil palillos astillados.

Cuando embarranco en algún canchal

lleno de carroña, me sumerjo en el

fondo de mis desdichas y salgo a la

superficie recién duchado y peinado.

Me presento ante todos con la impagable

sonrisa de un triunfador, aunque la

trastienda esté deshecha y llena de arrugas.

Desde la misma orilla de unos mismos charcos de

una fugaz lluvia de verano angosto, salgo de nuevo

a navegar con un timón de cemento y una

brújula de juguete a pilas alcalinas, huyendo

de leprosos chistes y evitando la cada vez más estrecha

distancia frente al mar de la negra penuria.

 

 

 

 

Ver métrica de este poema
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios2

  • alicia perez hernandez

    INTENSOS VERSOS

  • Lale Neda

    Disfrute tu poema lleno de una realidad ..tantos charcos y tenemos que salir a flote con ese timón de cemento aunque detrás estén las arrugas ....Abrazo del alma

    • Ismael Sgar

      Muy amable, así es, la vida sin más.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.