El Profesor y La Alumna: Capítulos 20, 21 y 22

Reb Liz


AVISO DE AUSENCIA DE Reb Liz
Hola a todos, espero que estén bien. Hoy les escribo con un sentimiento agridulce. Debido a algunos problemas técnicos, me veo en la necesidad de cambiar de cuenta y despedirme de la anterior.

Es triste decir adiós a algo que ha sido parte de mi vida durante tanto tiempo, pero a veces los cambios son necesarios y nos abren la puerta a nuevas oportunidades. Agradezco de corazón a todos los que me han acompañado en este viaje y espero que continúen haciéndolo en mi nueva cuenta.

Quiero compartir con ustedes que seguiré publicando mi libro en la nueva cuenta. Estoy emocionada por esta nueva etapa y espero que me acompañen en ella.

Lamento cualquier inconveniente que esto pueda causar y agradezco su comprensión y apoyo durante este tiempo de transición. ¡Nos vemos en mi nueva cuenta!

Capítulo 20: Revelando la Verdad

 

Narra Ayelén

 

Después de varios meses de mantener nuestra relación en secreto y enfrentar los desafíos que se interponían en nuestro camino, ocurrió algo inesperado. Descubrimos que Carla, la chica que nos había amenazado con revelar nuestra relación, había estado involucrada en actividades ilegales en la escuela.

 

Un día, mientras navegaba por la página de la escuela, noté algo extraño. Había cambios en las notas de varios estudiantes, incluyendo las mías. Sentí una punzada de sospecha y decidí investigar más a fondo.

 

Con la ayuda de Tomás, quien también notó las irregularidades, comenzamos a indagar y buscar pruebas. Descubrimos que Carla había hackeado la página de la escuela para modificar las notas de los estudiantes, incluyendo las nuestras. Además, también había estado robando las respuestas de los exámenes para obtener mejores calificaciones.

 

Sentí una mezcla de sorpresa, enojo y alivio al descubrir la verdad. Nos dimos cuenta de que Carla había estado utilizando su conocimiento de informática para manipular la situación a su favor y tratar de obtener ventajas injustas.

 

Decidimos llevar la evidencia al director de la escuela, quien quedó impactado por las revelaciones. Convocó a una reunión con Carla, donde confrontamos sus acciones y presentamos las pruebas que habíamos recopilado.

 

Carla se mostró sorprendida y trató de negar todo, pero las pruebas eran contundentes. No pudo evitar la verdad y finalmente admitió sus acciones. El director tomó medidas inmediatas y decidió exponer las acciones de Carla ante toda la comunidad escolar.

 

En una reunión especial, el director reveló las acciones ilegales de Carla y explicó cómo había manipulado las notas y robado las respuestas de los exámenes. La comunidad escolar quedó impactada y Carla enfrentó las consecuencias de sus acciones.

 

Aunque fue un momento difícil y lleno de tensión, también fue un momento de liberación. Finalmente, la verdad salió a la luz y nuestra relación ya no estaba amenazada por las acciones de Carla. Sentí un peso levantarse de mis hombros y una sensación de justicia prevalecer.

 

Después de la exposición de Carla, la escuela tomó medidas para mejorar la seguridad de su sistema informático y garantizar que situaciones similares no volvieran a ocurrir. Nos sentimos aliviados al saber que las cosas volvían a la normalidad y que podíamos continuar nuestra relación sin el temor constante de ser descubiertos.

 

Narra Tomás

 

Descubrir las acciones de Carla fue un giro inesperado en nuestra historia. Nos dimos cuenta de que su amenaza y manipulación no eran solo contra nosotros, sino contra toda la comunidad escolar.

 

Sentí una mezcla de indignación y satisfacción al descubrir la verdad y presentar las pruebas ante el director. Ver la reacción de Carla cuando se enfrentó a sus acciones fue un recordatorio de que la verdad siempre sale a la luz y que las acciones negativas tienen consecuencias.

 

La exposición de Carla no solo nos liberó de su amenaza, sino que también permitió que la escuela tomara medidas para evitar futuros incidentes de este tipo. Nos sentimos aliviados al saber que la seguridad de la comunidad escolar estaba siendo fortalecida y que estábamos ayudando a proteger a otros estudiantes de situaciones similares.

 

Después de la exposición de Carla, sentí un nuevo sentido de paz y tranquilidad en nuestra relación. Sabía que habíamos superado grandes obstáculos juntos y que nuestra conexión era más fuerte que nunca.

 

Continuamos enfrentando los desafíos con valentía y determinación, sabiendo que habíamos superado una prueba importante en nuestra historia. Estábamos más unidos que nunca y listos para enfrentar cualquier obstáculo que se interpusiera en nuestro camino.

 

La revelación de la verdad nos enseñó la importancia de la honestidad y la integridad, y nos recordó que siempre debemos luchar por lo que es correcto, incluso cuando enfrentamos adversidades. Estábamos listos para seguir adelante, confiando en nuestro amor y en la fuerza de nuestra relación.

 

________________________________________________________

 

Capítulo 21: Un Nuevo Comienzo

 

Narra Ayelén

 

Después de la exposición de Carla y el alivio que sentimos al verla enfrentando las consecuencias de sus acciones, miré a Tomás con una sonrisa de victoria en mi rostro. Habíamos superado tantos obstáculos juntos y finalmente podíamos respirar tranquilos.

 

- Amor, lo logramos, - le dije con alegría, sintiendo cómo la emoción se apoderaba de mí. Habíamos luchado contra viento y marea para proteger nuestra relación, y ahora podíamos celebrar nuestra victoria.

 

Tomás me miró con ternura y asintió.

 

- Sí, mi niña. Hemos superado tantas pruebas juntos y ahora estamos en el otro lado, más fuertes que nunca.

 

Aunque el peligro de que Carla revelara nuestra relación aún rondaba en mi mente, Tomás me tranquilizó con sus palabras reconfortantes.

 

 

- No te preocupes, amor. Después de todo lo que ha sucedido, nadie le creerá si intenta contar sobre nosotros. Hemos demostrado nuestra fortaleza y el amor genuino que compartimos.

 

Sus palabras me llenaron de confianza y esperanza. Sabía que, sin importar lo que sucediera, estábamos juntos y dispuestos a enfrentar cualquier desafío. Nuestro amor era real y resistente, y eso era lo que importaba.

 

Pasaron los días y nuestra relación se fortaleció aún más. Nos apoyábamos mutuamente en cada paso del camino, compartiendo nuestros sueños, miedos y alegrías. Cada momento juntos era un regalo preciado que atesorábamos.

 

Un día, mientras caminábamos juntos por el parque, me detuve y miré a Tomás a los ojos. Sentía la necesidad de expresar mis sentimientos más profundos y compartir mis pensamientos más íntimos.

 

- Tomás, quiero que sepas lo agradecida que estoy de tenerte a mi lado, - le dije con voz suave, dejando que mis emociones fluyeran libremente.

 

- Has sido mi roca, mi apoyo incondicional. Tu amor y paciencia han sido mi salvación en los momentos más difíciles.

 

Tomás me tomó de las manos y me miró con amor.

 

- Ayelén, tú también has sido mi fuerza y mi inspiración. Tu valentía y determinación me han enseñado a nunca rendirme y a luchar por lo que realmente importa. Eres el amor de mi vida y siempre estaré aquí para ti.

 

Mis ojos se llenaron de lágrimas de felicidad mientras nuestros corazones se unían en un abrazo cálido y reconfortante. En ese momento, supe que estábamos destinados a estar juntos, sin importar los desafíos que se interpusieran en nuestro camino.

 

Continuamos nuestro camino, sabiendo que el futuro nos deparaba nuevas aventuras y desafíos. Pero con nuestro amor como guía, estábamos listos para enfrentar cualquier obstáculo que se presentara y construir un futuro juntos, lleno de felicidad y amor duradero.

 

________________________________________________________

 

Capítulo 22: Un Día Romántico en la Cabaña del Bosque

 

Narra Ayelén

 

Después de superar todos los obstáculos y sentirnos aliviados de que Carla ya no pudiera amenazar nuestra relación, Tomás me sorprendió con una invitación muy especial. Me dijo que quería celebrar nuestra victoria y nuestro amor con una cita romántica en una cabaña en medio del bosque.

 

Cuando llegamos a la cabaña, quedé maravillada por su encanto rústico y la belleza del entorno natural. El aire fresco del bosque acariciaba mi rostro mientras caminábamos hacia la cabaña de madera. Tomás había preparado un picnic en el jardín, con una manta extendida en el suelo y una cesta llena de deliciosos alimentos.

 

Mientras nos sentábamos en la manta, Tomás me miró con amor y emoción.

 

- Chica Mermelada, he preparado algo especial para ti, - dijo con una sonrisa encantadora. Abrió la cesta y reveló una variedad de tostadas de mermelada, mi favorito. Sabía exactamente cómo hacerme feliz y eso me llenó de alegría y gratitud.

 

Sonreí mientras tomaba una de las tostadas y la saboreaba. Cada bocado era una explosión de sabores dulces y deliciosos. Mientras disfrutábamos de nuestro picnic, nos llamábamos por nuestros apodos cariñosos, creando un ambiente íntimo y especial entre nosotros.

 

- Pan, eres el ingrediente secreto en mi vida, - le dije con una risa juguetona, disfrutando de la calidez de su compañía.

 

Tomás me miró con ternura y respondió:

 

- Y tú, Chica Mermelada, eres la dulzura que endulza mi mundo. No puedo imaginar mi vida sin ti.

 

Pasamos el día explorando el bosque, tomados de la mano y compartiendo risas y conversaciones profundas. Nos perdimos en nuestros propios mundos, compartiendo nuestros sueños y esperanzas para el futuro.

 

A medida que el sol se ponía y las estrellas comenzaban a brillar en el cielo nocturno, nos abrazamos bajo una manta, sintiendo el calor de nuestro amor. El ambiente romántico de la cabaña y el bosque nos envolvía, creando un espacio mágico solo para nosotros.

 

En ese momento, nuestros ojos se encontraron y sentí una chispa de deseo en el aire. Lentamente, nos acercamos el uno al otro, nuestros labios se encontraron en un beso apasionado que sellaba nuestro amor y nuestra conexión profunda.

 

El beso fue lleno de amor y promesas, una muestra de la pasión que compartíamos. En ese momento, supe que estábamos destinados a estar juntos, superando cualquier desafío que se interpusiera en nuestro camino.

 

El beso apasionado, un símbolo de nuestro amor y la promesa de un futuro lleno de aventuras y felicidad. Sabíamos que, juntos, podríamos enfrentar cualquier obstáculo y que nuestro amor sería nuestra fuerza en los momentos difíciles.

 

En ese instante mágico, nos dimos cuenta de que nuestra historia de amor estaba lejos de terminar y que, juntos, crearíamos un camino lleno de amor, felicidad y unión eterna.

 

Narra Tomás

 

Mientras disfrutábamos de nuestro día romántico en la cabaña del bosque, mi mente se llenaba de pensamientos y emociones abrumadoras. Ver a Ayelén sonreír y reír mientras compartíamos momentos especiales me llenaba de alegría y gratitud.

 

Sentía una profunda conexión con Ayelén, una conexión que había superado todos los obstáculos y desafíos que enfrentamos juntos. Cada vez que la miraba, veía la fortaleza y la valentía que había demostrado a lo largo de nuestra relación. Me sentía afortunado de tenerla a mi lado y de poder compartir momentos tan especiales con ella.

 

Mientras preparaba el picnic y las tostadas de mermelada, mi objetivo era hacerla feliz y mostrarle cuánto la amaba. Cada detalle había sido cuidadosamente pensado para crear un ambiente romántico y acogedor. Quería que se sintiera amada y apreciada en cada momento que pasábamos juntos.

 

Verla disfrutar de las tostadas de mermelada con una sonrisa en su rostro me llenaba de satisfacción. Sabía que había acertado en sus gustos y que había logrado hacerla feliz. Sentía una conexión profunda con ella, como si nuestros corazones estuvieran en sintonía.

 

Mientras explorábamos el bosque y compartíamos nuestras esperanzas y sueños, mi mente se llenaba de gratitud por tener a Ayelén a mi lado. Sabía que juntos podríamos enfrentar cualquier desafío y superar cualquier obstáculo que se interpusiera en nuestro camino.

 

Cuando llegó el momento del beso apasionado, sentí una oleada de emociones abrumadoras. Nuestros labios se encontraron en un gesto de amor y pasión, sellando nuestro compromiso y nuestra conexión profunda. En ese momento, supe que estaba exactamente donde debía estar y que nuestro amor era real y duradero.

 

Mis pensamientos se llenaron de promesas y compromisos hacia Ayelén. Prometí estar a su lado en cada paso del camino, apoyándola y amándola incondicionalmente. Quería que supiera que siempre estaría allí para ella, sin importar las circunstancias.

 

En ese día romántico en la cabaña del bosque, mi corazón se llenó de gratitud y amor. Sabía que estábamos destinados a estar juntos y que nuestra relación era especial. Sentía una confianza y una seguridad en nuestro amor que no podía ser sacudida por nada.

 

Mientras caminábamos de regreso a la cabaña, tomados de la mano, mi mente se llenó de esperanza y emoción por el futuro que teníamos por delante. Sabía que habría desafíos y obstáculos en el camino, pero estaba dispuesto a enfrentarlos con valentía y determinación, sabiendo que Ayelén estaría a mi lado.

 

En ese día romántico, me di cuenta de que había encontrado a mi compañera de vida, mi amor verdadero. Nuestro amor era fuerte y resistente, y juntos podríamos enfrentar cualquier cosa que la vida nos trajera. Estaba emocionado por el futuro y por todas las aventuras que aún teníamos por vivir juntos.

  • Autor: Reb Liz (Offline Offline)
  • Publicado: 11 de febrero de 2024 a las 17:04
  • Comentario del autor sobre el poema: Queridos lectores Es un honor compartir con ustedes esta historia que ha nacido desde lo más profundo de mi corazón. Cada palabra, cada personaje y cada emoción plasmada en estas páginas ha sido creada con amor y dedicación. Espero que al sumergirse en estas letras encuentren momentos de alegría, inspiración y conexión. Mi mayor deseo es que esta historia toque sus corazones y les brinde un escape a un mundo lleno de emociones y posibilidades. Agradezco de todo corazón su apoyo y compañía en este viaje literario. Sin ustedes, mis queridos lectores, estas palabras no tendrían sentido. Espero que disfruten de esta aventura tanto como yo disfruté escribiéndola. Con gratitud.
  • Categoría: Amor
  • Lecturas: 4
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.