San Valentin se acerca...

migreriana


San Valentìn se acerca a bendecir enamorados,
sus alas llevan traviesas los listones dorados,
los poetas se encienden, las miradas abrazan,
y la tarde se aleja por las huellas de sol,
Luna, lunita, no te escondas si nos ven la noche
aleja al desamor, luna, luna traviesa no ves que lo llamo amor.


San Valentín se acerca y entre nosotros existen:
mil latidos
cien suspiros
ansiadas caricias
cariñosos abrazos
anhelados besos
sueños compartidos
tantas letras enlazadas
bella poesía dedicada
todo ello habla hoy
desde el silbido del viento
de un hermoso amor
con dulces miradas
que ahora enamoradas
se fusionan y regalan calor.
*
Omaris Redman


San Valentín se acerca, y su espíritu se siente.
Admiro la vida porque ella encierra lo bello,
desde mi mirada, observo que lo bello
encierra esa luna que nos queda en el corazón.
No es Marte, Venus, ni la diosa del amor,
eres tu que tu alma admiro, y me cautiva.
Será que se acerca San Valentín,
y querrá ser mi testigo??


San Valentìn se posa ,en el alma de una rosa.
ella huele el encanto y el con su càndida voz,
regala una serenata desde el alma a su amor,
San Valentìn conoce sus secretos y el placer
que se desprende de a poco de aquella dulce mujer.
¡ Luna!, se esconde el sol y en el horizonte musita Dios,
todas las palabras vibran desde la mirada hecha canciòn.
Luna, ¡sal de la estrella! Se necesita tu color, plata encendida
llevas para dar luz a los dos, no inventes que te perdiste
regàlale un millòn de luces del cielo que pinten el verdadero amor.


El niño, en su afán de aprender guitarra
rasgaba sus cuerdas de serenata y pulsaba sus tonos
con adorable pasión.
Desde El Alma, sonaba nítida y admirablemente.
San valentín conoce de arte, de pasión y armonía,
el dulce "amar" sabiendo de las caricias
que resuenan también en la piel, y en esa dulce voz
que vibra en el corazón y excita la mente.
Solo es un dulce arrullo, vocifera mi mente
y reclama la sensatez, ¿pero que loco corazón,
podría resistirse al amor???


Ya no quiero rosas, ni tampoco quiero amor
Ni quiero palabras huecas, no más engaños, ni dolor
Quiero arder en una pira, arder y que mis cenizas vayan a la tierra, dónde por fin, me habitara contenta, la hierba 🌿

Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.