Layd

Te nesecito por que aun no muero...

A las nueve, o a las diez, o a las once,
cuando se apaga la luz y se enciende el cigarrillo,
cuando el viento blasfema en los oídos,
cuando no estas y a mi mala suerte despierto.

Me hecho las manos al cuello...
esta demasiado frío y muy seco,
busco en mis bolsillos
y no encuentro las dudas para alimentarme,
me doy cuenta... te has ido.

A las nueve, o a las diez, o a las once,
vierto mi humo y mi miseria a escondidas,
lloro con las pupilas secas por la sal,
maldigo todo y rasguño tu sombra...

Sostengo mi frente, la alivio con vino,
me ahogo de aversión, de odio, y de frío,
me hacen falta tus ojos, tus senos, tus piernas,
tus labios, tu clítoris, tu cabello, tu cuello...
te necesito...
te necesito por que aun no muero....

Comentarios3

  • Carlos Alcaraz

    Aydier, hermano: que buen poema. Un gusto leerte de nuevo... un abrazo!

    • Layd

      gracias amigo guitarrista, que bien se le ve le luce compañero

      un gusto

    • nellycastell

      muy bueno mi querido amigo, me gusta mucho como escribes, un placer leerte, abrazos

      • Layd

        Gracias, nelly, el placer es mio...

        besos

      • Alejandro

        Genial mae... nada más que decir.

        • Layd

          pura vida, Ale



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.