Crepuscularia

Francisco M. Ortega

Incendio tras incendio

la vida arde

en ocasos marinos

y calcinadas tardes

que mis ojos soñaron

entre abrazos

besos de aire.

 

Hoy cenicientas

pasan las horas clónicas

y en ese fuego

una llama heladora

consume y quema

parpadeo del agua

en cascada de sueños.

 

 

Llevate gratis una Antología Poética ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales


Comentarios1

  • Omaris Redman

    Muy bonitas letras!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.