Alicia Acevedo Inzunza

Perderme en tus ojos, mi pecado mortal…

Me pierdo en esos ojos que me invitan a besarte,

que me gritan que te abrace y no te deje ir jamás,

que me piden que te toque y nunca deje de tocarte,

que desgarran mis sentidos y relajan mi moral.

 

Pasión prohibida que las letras describen,

besos silenciosos que te quiero robar,

minutos de tu vida que atesoro en mis recuerdos,

fantasías latentes que crecen más y más.

 

Te sueño en las noches cuando tengo frío,

imagino que tu abrazo cobija mi piel,

nuestros cabellos rizados se enredan en la almohada

como nuestras lenguas lo hacen al amanecer.

 

Me acuesto en tu pecho a escuchar tus latidos,

palabras del alma que revelan un secreto,

te quiero y me quieres con el sigilo de lo incierto

y me amarro a tu espalda acaparando el efímero momento.

 

A veces nos sueño en un campo verde y limpio,

corriendo descalzos lejos de la realidad,

me persigues jugando y te permito que me atrapes,

me rindo a tus besos y a tu virilidad.

 

Me entrego al deseo de amarnos lentamente,

mezclando en el acto mente, alma y corazón;

los cuerpos por su parte saben cómo acariciarse

y se funde el universo a nuestro alrededor.

 

Al final el momento se esfuma,

regresamos al tic tac de la cotidianidad;

y constante en el pecho en silencio yo guardo

la dicha de un día volverte a encontrar.

 

Alicia Acevedo Inzunza. Todos los derechos reservados ®

 

Comentarios5

  • KALITA_007

    Hermoso mi querida Alicia, te felicito, gran final para lo que es una obra de amor, me agrado mucho poder leerte, animo, sigue asi...
    Besos y abrazos...

    Kalita

  • Peniel Ramirez

    Grandes amores!
    Grandes dolores!

    un abrazo solidario.

  • El revolucionario!

    Muy buena cordinacion!!y sobre todo un poema lleno de pasion!!Un beso..

  • Alicia Acevedo Inzunza

    Gracias por los lindos comentarios. Es muy grato leerles.

  • joaquin Méndez

    Me entrego al deseo de amarnos lentamente,
    Mezclando en el acto mente, alma y corazón;

    En esos momentos mi querida amiga, Alicia, se, apagan los sentidos
    Se bloquea la mente, y solo el corazón, es el que acelera su ritmo.
    El alma, el alma si, el alma se usa, para quererte, para amarte, con toda el alma.
    Te dejo un besito chiquitín, para que juegues con el.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.