gilga

Sarcasmo

Ahora que el tiempo es opuesto

La eternidad me invade,

Me niego al viento,

Que nadie me olvide

 

Siempre quise estar muerto

Y  ahora lo entiendo

Nadie es héroe o santo

Simplemente un mal cuento

 

De un narrador que llora

Esperando que las cualidades

Que nos  otorgara

Nos hagan felices

 

Pero quien lo hará reír

Acaso ustedes

Las marionetas del porvenir

Los llamados hombres



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.