Antes de ti.

José Luis Barrientos León

 

La mar sin horizonte.

La brisa sin sal.

La flor sin la rama.

La estrella sin oscuridad.

La ceniza sin fuego.

Mi alma sin oquedad.

 

Antes de descubrirnos,

de que nuestros labios encontrarán el suspiro,

y las miradas descubrieran el universo,

las palabras se calcinaban en la soledad,

y las pupilas agonizaban sin aliento.

 

Antes de que nuestra piel reviviera con el roce,

la luz del día extendía el olvido,

y las sombras de la nada,

convertían los rostros en estatuas,

y las manos en piedras frías sin sentimiento.

 

Antes de que nuestras almas revelaran el afecto,

el pensamiento era un abismo de ocasos abisales,

hundidos en el silencio, sin cielos ni palabras,

y la sangre tan solo era agua espesa,

sin sueños y sin lágrimas.

 

Ahora al encontrarte,

el mar sonríe y besa el horizonte inmortal,

su brisa es sal infinita dando sentido a la humanidad,

la flor cubre la montaña desnudando su majestuosidad,

la estrella descubre la noche dando latido a la oscuridad

la ceniza reavivó el fuego con delirios y virginidad,

y mi alma se apacigua en tu vientre olvidando su mortalidad

 

 

Ver métrica de este poema
Llevate gratis una Antología Poética ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos


Comentarios1

  • Carpintero de vientos

    Poeta:
    Me parece una buena propuesta cuando se antecede al amor, a la mujer, al tiempo, a los vacios....

    Antes de ti....en la concepción del amor es la serena espera y la mansedumbre de una mirada que se esconde y un deseo oculto que no estalla.

    Inmensamente gracias Poeta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.