julio dominguez

Carta de despedida

Escúchame,

regresa de aquel lugar lejano

donde no llegan mis palabras,

que van débiles 

y no encuentran el camino

porque no tienen

coherencia, ni sentido;

como aves sin instinto

que su único destino,

es morir;

sin sembrar semilla alguna,

sin cumplir su objetivo.

Mueren solo eso.

 

Sabes, en las mañanas,

cuando el gallo canta

y comienza la jornada,

me observo,

me contemplo

melancólico y triste;

ando así todo el día,

y a todas horas

por las bulliciosas calles

que en nada les importa

mi andar lento,

y perdido;

estas tu tan ausente. 

Hemos perdido la pasión;

esa que mato a Romeo y su Julieta,

que engalana la noche con estrellas

y hace que la luna resplandezca

en el corazón,

amor, nos hace falta amor.

 

Mírame,

ya no soy el niño tierno

que buscaba tus besos,

ahora soy frió como la noche;

Y tu,

tu te preocupas por los demás

por la demás gente.

Ya no te acuerdas de mi.

 ni de ti, de nosotros.

es el momento de la despedida.

Hasta siempre, mi dulce dama.

deseo que seas feliz

hoy y mañana y pasado mañana;

y que todos y cada uno de los días,

el calor del sol,

acaricie tu bello rostro. 

 Adiós.

Comentarios4

  • el duende

    Sabes, en las mañanas,

    cuando el gallo canta

    y comienza la jornada,

    me observo,

    me contemplo ,,,,,, este trocito me gusta mucho, es un poema precioso , que conozco en mi mismo, en el amor todo pasa,y no hay nada mas doloroso, como el enfriamiento cunado llega su fin,,,te felicito,,saludos

  • Oscar Jossiee

    Tienes mucha razon, hay cierta parte en el amor en que si te descuidas y no le echas leña, se te puede enfriar, Me gusto el sentimentalismo que le pusiste, te felicito



    Saludos.....Oscar Jossiee

  • estefy

    muyy hermosoooo!!
    te felicito
    segui asi
    me encanto tu poema

  • YoKo

    Es de lamentarse cuando dejamos de ver al amor con los mismos ojos, cuando encanto termina. Muchas veces podemos decir que la persona ha cambiado siendo no la misma, pero en verdad nosotros también cambiamos y aprendemos a ver desde otras perspectivas.

    Una relación, está en constante cambio, así como nosotros mismos. Noble despedida de aquello que en su momento hizo feliz.

    Con cariño
    Clavel Rojo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.