Espera

Saray

Cómo sentirse solo estando acompañado, cómo sentir que el alma se derrama y no hay nadie ni nada que la llene... Estoy esperando a Godot, vivo esperando, una espera eterna, cuando pienso que ha llegado no es lo que esperaba, me pregunto qué estoy esperando... La vida se empeña en regalarme fragmentos de existencia, pero nunca me entrega la pieza completa, no quiero jugar al rompecabezas, no quiero jugar a descubrir la imagen detrás de la sombra, no quiero vivir con la incertidumbre de ser o no ser, porque no soy y estoy por pensar que nunca seré. Es doloroso enfrentarse a la verdad que mi alma sospecha, a veces no quisiera presentir, a veces no quisiera tener ese pálpito, esa revoltura en mi pecho que me anuncia finales catastróficos; a veces quisiera entregarme al abismo sin ser consciente de lo que puede llegar a pasar, imaginar que simplemente voy a volar, que de la nada van a aparecer dos enormes alas azules que me van a llevar a planear sin tener un aterrizaje inevitablemente dramático y doloroso. Qué hacer con la vida cuando solo ofrece la muerte, qué hacer con el amor cuando se convierte en dolor, qué hacer con la felicidad cuando es toda una utopía. Qué mierda sentir esa necesidad constante de conseguir algo que ni siquiera se va a conservar, tanto desgaste de vida por algo tan efímero y banal. No quiero seguir viva para alimentar la gloria de otros, no quiero ser la prenda que se usa, se ensucia, se rompe y luego se desecha sin tener en cuenta cuánto frío llegó a quitar... Sigo esperando, pero no sé qué espero.

  • Autor: Saray (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 15 de abril de 2023 a las 21:10
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas: 14
  • Usuarios favoritos de este poema: Lualpri, Tommy Duque.
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios2

  • Omaris Redman

    Profundos versos!

  • Lualpri

    No quiero seguir viva para alimentar la gloria de otros, no quiero ser la prenda que se usa, se ensucia, se rompe y luego se desecha sin tener en cuenta cuánto frío llegó a quitar... Sigo esperando, pero no sé qué espero.

    Quizá resurgir como el ave fénix y comenzar a vivir una vida más feliz!
    Todo depende de uno, jamás lo olvides.

    Gracias por tus letras y buen domingo 🌸



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.