LA CARTA DISLOCADA

racsonando



                    DISLOCADA

Amarte             si      me lees

              Viento del amanecer

Tú           y                 yo

Tiene    ¡Anchatam kuyayki!

         Formas       y     plumas          

Encantadas 

                                       Ladroncillo en el tejado

                      Simpleza

El camina      ligerezas

                                     Tristes   soñadas.

                       Sueños carmesí

                  El escarlata    Hanaq pachay

               Árbol y arrullos

   De sueños                      

Travesuras de   un barco

          De   hojas y frutos

                   Y pájaros     y gatos enmohecidos

         De            fantasías

Pintemos arcoíris     ringtone

Golondrinas de recuerdos

                              Maletincillo y oquedades

                                   Burbujeante,

Acuarelas viajeras

                 Pinceladas de amor

Un   Munakusqay, faltayki,  

 Te   

         Quiero      trasatlántico

 

 

La carta dislocada.

 

Querida y recordada ligereza de sueños.

Vaya mi saludo de bosque encantado y ese abrazo de travesuras,

con un arco iris de golondrinas dormidas. Muy seguro que el mar burbujeante de sabores melancólicos está por tocar a tu puerta, sabré decirte que el lienzo de mi amor viajará por tu alma en forma de plumas encantadas.

Soy para ti un remitente de pájaros y pinceladas de amor, que, pensando en los arrullos veraniegos, va bordando un ladroncillo de sueños multicolores. Te cuento que las simples cosas que se pintan de rugoso escarlata motivan mis idílicos huertos de amor; el árbol, el árbol grande de la loma, el de tantas ventanas y hormigas locas tiene frutos de alucinación, una colonia de elefantes que tamborilean sus frutos secos y esculpen diademas multicolores para los viajeros despintados. No sabía si decirte esto o tirarlo en el cesto de las adormideras y dejar que su almanaque alambique sueños de mariposas trasatlánticas.

Tengo para ti un maletincillo con oquedades púrpura que te aguarda bullicioso en el último piso de las mocedades; las ligerezas de una famélica familia delineadas con partituras y notas sagradas, y por supuesto, el aquelarre de los gatos mojados con soles interestelares. ¿Tal quisiera yo que vinieras a verlos?

Tal vez te interese saber que sigue intacto mi amor por ti, que mi saltimbanqui despertador (al que casi le trastocas el pescuezo cierta vez), está celebrando sus conciertos a los noctámbulos de callejuelas imperiales, que su vestuario y plumaje encapotado proyecta sombras de dactilografía fresca; mejor dicho, ya no canta y menos anuncia las horas ermitañas, el pobre, está más pobre que el BMI y anda bebiendo hostias con bromuro de calcio.

No sé si esto te reconforte, pero desde tu partida, mis pálpitos son musas desperdigadas en busca de amores furtivos, son igualmente, un cataplasma de aluviones volcánicos que desperezan mañanas, sí… mañanas con preñeces de desaliño.

Munakusqay, faltayki, estas dislocadas juntapalabras deberán asirse en las velas rotas de un cósmico naufragio. Lloraré perlas vituperadas, ¿tú lo harás por mí? Sea o no sea, me consolaré como el argonauta de pieles desharrapadas que vende claveles dantescos en los pórticos eclesiásticos.

Hanaq pachay, desde donde columbran parvada de bulliciosos trinos, el ringtone de mi tornasolado pecho gorjea ¡Anchatam kuyayki!

 PD. Muy seguro del cachiltraje de mis horadados sueños, espero se despunten los tuyos con la carmesí de tus despeñadas y enmohecidas letras.

 

                                 ¡TUYO POR SIEMPRE!

 

                                            Racsonando ando.

Ver métrica de este poema
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios8

  • kin mejia ospina

    Pues escribes muy bien, poeta, un abrazo desde Medellin hasta tu hermosa Pereira.

    • racsonando

      Agradecido, con tu comentario y visita. Me alegra saberle coterráneo y de proximidades literarias. 👏👏🇨🇴🇨🇴

      • kin mejia ospina

        Viví muchos años en Pereira, ahí en la séptima con 16, y aprendí a quererla.

      • Omaris Redman

        Me encantó su carta dislocada, tan original y romántica, saludos Poeta,

        "No sé si esto te reconforte, pero desde tu partida, mis pálpitos son musas desperdigadas en busca de amores furtivos, son igualmente, un cataplasma de aluviones volcánicos que desperezan mañanas, sí… mañanas con preñeces de desaliño."

        • racsonando

          Noble y estimulante visita.
          Grande mi abrazo. 🙏🙏

        • MISHA lg

          bellas carta poeta gracias por compartir
          No sé si esto te reconforte, pero desde tu partida, mis pálpitos son musas desperdigadas en busca de amores furtivos, son igualmente, un cataplasma de aluviones volcánicos que desperezan mañanas, sí… mañanas con preñeces de desaliño.
          besos besos
          MSIHA
          lg

        • racsonando

          Mi sentido abrazo. Gracias por tu gentil visita
          🙏🙏

        • Mauro Enrique Lopez Z.

          Me entré a leerte me gustó pasar por tu portal poético saludo de Ecuador bendiciones

          • racsonando

            Bendecida noche. Agradezco tu visita. 🙏🙏🙏

          • Lincol

            Encantado de leerte. Una carta dislocada que atrapa de principio a fin.

            Abrazos a la distancia.

            • racsonando

              Muy agradecido por tu visita y comentario.
              Abrazos.

            • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

              Compañero:

              Un verdadero placer leer tu carta.

              Dislocada o no tiene los colores
              de los sueños y el aquelarre de los gatos mojados.


              Un fuerte abrazo de amistad.

            • racsonando

              Igualmente mi abrazo. Grato acompañamiento. 🙏🙏👍



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.