Nik Corvus Corone Cornix

Vértigo

Me iré por una glorieta
y por la costa de un río..

Esperando que un perruno se haga amigo,
mirando una luna menguante, preguntando
si habrá alguna vez
un alma que se considere
afín a mí...

Resucité, soy amigo
de la poesía mas conmovedora y capaz.

Así que agárrate a la cama,
sueña con ventizcas en caras disconformes
y alas que hay que ganar a base de derrotas,
porque vendré a buscarte y no toleraré un no.

Es hora de elegir el color
de las plumas de mis alas,
las quiero rojas...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.