MordeX

Belleza en el bosque

Veo mi reflejo en un lago,

Oigo el crujir de las hojas,

Serena se torna la luna

Por siempre en las noches hermosas...

 

Por solitarios senderos camino,

Observo las quebrantadas rosas,

Sus espinas me lastiman,

Gotas rojas preciosas…

 

Adentrándome en el bosque,

Atraído por una tonada,

La sigo confiado y curioso,

Observo una silueta alada...

 

No es nada como un ángel,

Tampoco como una deidad,

Es mas bien demoniaco,

Aunque libre de maldad…

 

¡ES UNA MUJER!...

Hermosa ella es,

Tristeza refleja en sus ojos,

Cansancio y fatiga en sus pies…

 

Me acerco y trato de hablarle,

Pero hipnótica su mirada es,

Mi boca no puedo mover,

Me siento de lo mas soez…

 

Su piel es color nieve,

Con la luna resplandece,

Sus alas están ya marchitas,

Su existencia se desvanece…

 

Una lagrima se me escapa,

Su presencia tétrica es,

Sentimientos vacios me llegan,

Quisiera morir de una vez…

 

La abrazo, la beso,

El mundo en mis manos,

Quiero así terminar con todo,

En mis sueños nadar como lagos…

 

Tanta belleza en el bosque,

En mi ser tanta tristeza,

Viviré por siempre en este lecho,

Aquí el mundo nada pesa.

 

MordeX

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.