sergiocabas

vivir...

Vivir nuestro encuentro cierto
como si fuera un caracol
con nuestro lugar a cuestas
Comodo y muy sentido.
Por eso te ofrezco mi nido
pues siento tu presencia.
Por eso te canto mis arrullos,
con voces recordadas del pasado,
con la terquedad de las olas
que continuan lamiendo su playa,
por siempre.
Con esta temblorosa ternura
como si fuera nuestra primera vez
o como el niño que confunde
el amor con la locura de sentir.
Durmiendo el sueño de las palabras
que dijimos y quisimos oir
desde las curvas ondulosas del destino
que solo tiene tu nombre..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.