R. Gruger

RESURREXIS (Poema-canción)

Una piedra pesada cubrió finalmente la tumba do está

aquel cadáver que fuera bajado de cumbre fatal,

manos piadosas tomaron dolientes al tal que murió,

y con ternura cubrieron de especias su cuerpo mortal.

 

A lo lejos... negro manto desciende en el monte

el silencio... cual sudario de muerte lo envuelve todo,

mil sollozos... que los vientos parecen llevar allá:

En la tumba murió la esperanza de un mundo sin luz.

 

Se disgregan las gentes, mujeres llorosas silentes se van,

fueron tres años de cosas grandiosas que no volverán,

y se preparan los que fueron suyos de vuelta al hogar...

las ilusiones de un reino glorioso, fue un sueño nomás.

 

Fueron a despedirse después de tres días a la tumba cruel,

las que le amaron por cuanto aquel hombre sus vidas cambió,

llenas de pena llegaron al sitio do yace Jesús,

Oh gran sorpresa la tumba está abierta y adentro no está.

 

Llenas de gran temor, y mayor es su pena, "alguien lo robó",

ellas no sabían que el crucificado la muerte venció,

entonces es cuando dos brillantes seres le dicen así:

Porqué buscais en la tumba al que vive?...EL RESUCITO!

 

Jesús vive!... el jardín de mil ecos se llena...

Jesús vive... vuelven sobre sus pasos a los suyos,

Jesús vive... la emoción se apodera de todos:

Su Señor de la tumba, glorioso, se levantó.

 

Jesús vive... todo el orbe parece cantar de gozo,

Jesús vive... y la muerte por éste fue derrotada,

Jesús vive... la esperanza renace de nuevo:

El Señor de la tumba, glorioso, se levantó.

 

R. Gruger / 30-1-90

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.