Gonzalo Ramos Aranda

Mi homenaje a Polo Polo

“El humor se queda solo . . .”

De luto está la comedia
esto nada lo remedia,
se nos murió Polo Polo
en mis versos lo acrisolo.

Sufridos centros nocturnos
tan vacíos y taciturnos
hoy se encuentran harto tristes
extrañarán cuentos chistes.

Del humorista famoso
que hace stand up en el foso
de los grandes que se han ido,
él solo los ha seguido.

Década de los ochentas
y también en los noventas
en México Polo Polo
era como el Dios Eolo.

Sus albures bien soplaban
chicos, grandes, lo alababan,
fue rey del doble sentido
por siempre el más consentido.

Ya que tuvo propio estilo,
pues, jamás soltaba el hilo
de su original rutina
algo “inocente” genuina.

Parecía como un chiquillo
contando el buen chascarrillo
de manera detallada
nunca le faltaba nada.

Se le recuerda en los bares:
“El cantar de los cantares”,
“Keops”, el “Marrakesh” ilustre,
a los que dio tanto lustre. 

Los “nightclubs” abarrotaba
su presencia le alcanzaba
para agotar los boletos
en los shows, en sus eventos.

El Hall del Hotel Crown Plaza
muy pronto lo hizo su casa,
multitudinario en pleno
lo mantenía siempre lleno. 

Le pedían todos los días
“La lechería de zacarías”
así como “Dando y dando 
pajarito volando”

También “El chico temido”,
qué lástima que ha partido
hizo grande “El viaje a España”
que fuera toda una hazaña.

Por las más de cien mil copias
vendidas cual cornucopia
se quedan sus grabaciones
de “Musart”; van oraciones.

Lo acompañan a otro puerto,
murió Leopoldo Roberto
García Peláez y Benítez
sumo contador de chistes.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 23 de enero del 2023        
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

  • Autor: Gonzalo Ramos Aranda (Offline Offline)
  • Publicado: 25 de enero de 2023 a las 01:17
  • Categoría: Fecha especial
  • Lecturas:


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.