MIGUEL CARLOS VILLAR

Tú y yo

 

Tú y yo

 

Somos…

cual gemelas hojas

balanceándose

en

                 eterno

                                 otoñal

                                                árbol

que,

aferradas a etéreas remembranzas,

no

tocarán suelo

hasta que la ventisca de la eternidad

nos

arrastre a las primicias

de

una imperecedera juventud.

 

¡Bendita juventud!

Comentarios1

  • Omaris Redman

    Bendita juventud, divino tesoro!

    Bonitas letras!

    Saludos,



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.