Dos almas, una rosa y un beso.

Ed-win

La rosa que los traicionó
nació de un beso santo
y les quitó la vida
por defender el amor verdadero.
Un alma esperando renacer,
pero condenada para siempre,
a llevar espinas que la harán sangrar.
La rosa cayó en sus manos,
por el mismo destino.
Hicieron lo mejor 
por cuidarla;
pero el mal tiempo
llega sin previo aviso;
separándolos uno del otro.
La rosa tuvo que ser dejada sola
 y crecer una vez más
sobre sus tumbas
para poder decidir;
Si el amor no es verdadero
luego las espinas
perforarán sus almas.

Comentarios2

  • Alberto Diago

    MelancĆ³lico canto en tus letras!

    Saludos y felicidades en Navidad.

    • Ed-win

      Gracias, amigo poeta por tu comentario y tambiƩn te deseo una feliz Navidad.

    • Patricia Aznar Laffont

      ReciƩn leo este bello poema,
      Es fuerte, promueve a la reflexiĆ³n de la metĆ”fora de la rosa con espinas.
      Profundo, hondo, inconmensurable.
      Felicitaciones y gracias por compartir tamaƱa belleza!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.