Carlos Justino Caballero

ABRAZO

 

 

Arena mojada

y mis pies descalzos...

húmeda frescura que aligera

agobios tan humanos.

Algazara blanca

en mis ojos abiertos...

Las delicadas mariposas llevan

cargas en sus manos.

Hijos amados

abrazan mis brazos...

En proyección eterna, ellos alejan

lágrimas y dolores terminados.

 

De mi libro “Soles y de escarchas “. 2004 ISBN 987-9415-17-5



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.