torrubia

¡El día acaba!

¡El día acaba!

El día acaba pero no es cierto porque el aprecio y respeto hacia la mujer debe ser siempre,

Son noches tristes y días amargos camino por calles gritos sonoros de mujeres llorando,

Pidiendo socorro niños asustados bajo la cama o dentro del almario,

El hombre de manos de hierro golpea a la pobre e inocente mujer y madre,

Mujer buena esposa amante novia o amiga no dejar que una mano traicionera,

Sus rompa la cintura o sus apuñale el pecho o sus pegue un tiro,

No lo permitáis nunca, mujeres que se acuestan y al amanecer tienen la cara morada,

O la cabeza rota del cuchillo látigo o martillo del incompetente marido novio o amigo,

Hombre joven mayor o de mediana edad, no sea cruel respeta a la mujer que son buenas,

Y dan todo lo mejor de subida y fallos todos tenemos, y no tenéis derecho de maltratarlas ni matarlas, no seáis cobardes,  hombres buenos los hay,

Hombres de mala fe miraros al espejo y preguntaros porque les dais una paliza monstruosa y después la matáis, mírate háblate y escucha los quejidos de las pobres y inocentes mujeres,

Que sufre lloran y las dejas las timadas para toda la vida,

Todo aquel que golpea y mata aúna mujer, debe ser matado no encerrado en la calces,

Mujeres liberaros mujeres maltratadas de esos golpes insultos cuchilladas tiros y malos tratos a vuestros hijos, y no llorar asolas en vuestro cuarto al borde de la cama, sin amparó de nadie,

No dejar ni una voz malsonante que se en pieza por el primer escalón y se acaba por la sepultura, estoy con todas vosotras, no rendiros,   

     

               

   



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.