Daniel De La Guardia

Fantasma II

Estamos aquí, mirándonos fijamente

Esto parece un perfecto velorio

Y he quedado como un desierto caliente.

Estaba en llamas y me estaba disipando

Pero ni siquiera llamaste a los bomberos.

¿Acaso el afecto murió con el tiempo?

Soy un fantasma para ti, nació un corazón de acero.

 

Soy un fantasma desde que el sol se oculta,

A veces tocabas mi cuello pero no sentías nada

Pero te juro que te amé, sí, te amaba

Pero el odio ha invadido tu alma.

Me pregunto ahora ¿qué pasaría si seguía en tu tumba?

¿Acaso no te das cuenta que tú también estás muerto?

Maldiciendo mi vida y ahora tú no vives con gracia.

 

Robaste mis historias de cuna, abriste el baúl del horror,

Pero yo te entregaba mis manos pero eran apaleadas,

Te daba mis labios para que los hicieras sangrar.

Casi me matabas pero eso a ti no te importaba,

Seguía con la ilusión que algún día me ibas a curar,

Fui como el cadáver de la novia luego de alejarme,

Muy dentro deseaste que me quedara en tu infierno y no lo vi.

 

Caminaba por la calle como un hombre muerto,

Lleno de heridas y golpeado por tus palabras.

Me volví ciego y lloraba por horas en mi cuarto,

Mi vida se saturo de infernales sombras.

Sabes que no quería ser intenso contigo,

Pero el reloj no me permitió ver eso.

Pues me enterraste, pero ahora me convierto en mariposa.

 

Fui un fantasma cuando el sol se ocultaba,

A veces recogías mis errores y me los lanzabas,

Pero te juro que te amé  en cada rincón de mi ser,

Pero supe como librarme de mi tumba.

De mí salieron muchas mariposas morpho,

¿Acaso no te das cuenta que salí de mi capullo y tú no?

¿Hasta cuándo tu rencor dejará de imperar?

 

Dicen que te han visto ebrio sin aún reconocer la culpa,

Maldijiste mi nombre y te reíste de mis dolores,

Ahora el karma te mira desde su lupa.

Soy libre porque dejé mi resentimiento irse lejos,

Pero tú te convertiste en todo lo que me deseaste.

Ahora dime ¿qué se siente ser el héroe caído?

¿Qué se siente caer y no volver a ver la luz del sol?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.