J.A.Drowaillet

Colombe

De tal manera hermosa, Vos, señora

que la palabra simple no podría

ni aún aquella exacta bien valdría,

para alabarte en esta forma ahora.

 

Y no por pretenciosa desmesura

que aqueje por buscar banal cariño,

si no es nacida en corazón de niño

esta alabanza por tu hermosura.

 

Eres de alma tan noble y bondadosa,

de sentimiento afable que es amigo,

de labios y palabra cautelosa

 

aún hacia quien viste de enemigo,

de esa tu forma de pensar, virtuosa,

este que escribe aquí es fiel testigo.

 

Drowaillet

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.