Corazón de encina

Alfredo Daniel Lopez

 

Corazón de encina
.

Pedregoso sendero el que camina
un trovador que con su voz proclama,
las desventuras y el eterno drama
de una barquilla fuerte como encina.

Nunca soñó con una vida dura
y creyó haber purgado de pequeño,
las malas hierbas y ese horrible sueño
nacido en frías noches de locura.

Se siente flor de un cálido florero
que sin razón ni lógico motivo,
con su muerte da vida a un ser no vivo...
Nunca quiso sentirse un huevo huero.

¿Tiene sentido su camino hoy día?
¿Tiene sentido su constante lucha?
Su voz ya no resuena ni apapucha.
Su voz es una triste melodía

que no encuentra feedback en este mundo.
Nos deja mil papeles y mil versos
donde escribe poemas tan dispersos
que nos muestran a un vate trotamundo;

... y acaba esta su historia como acaban,
las navidades si no existe un guiño,
ni del radiante sol todo el cariño
que sus pálidos versos esperaban.

 

.

Un beso y una flor
Alfredo Daniel Lopez
Noviembre de 2022
Barcelona-España

Ver métrica de este poema


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.