Antonio Jose Alcada

El Nana

Trabajador incansable que salvó tantas vidas.

Un pariente que siempre me ha acurrucado.

Nunca dijo que no

Y no hizo nada en vano.

De muchos era el único

Que sentía mi futuro.

Todavía no era nada pudico

Sintiendo mi camino duro.

 

Me trataba por Toninho

Pero dijo, nada tontinho

Fue soldado en el ultramar

En la zona militar caliente.

Incluso podría tenerse libre

Pero no era un hombre

De huir al duro aliento

Qué deber tan pesado tiene.

A todo el mundo le gustaba

Pero no a todo el mundo le gustaba

De mí.

 

Pero el remaba

Porque se preocupaba poco

A menos a las diabruras

De un tono

Que para él sería

Como un pícaro.

Aquí estoy Doctor

Primo sin sangre

Pero te digo sin pudor

Gracias por todo el

Que hizo, y tal vez

El más curioso

Es nunca haber estado

Furioso.

¡Con mí ciertamente!

Kuito, 11 de noviembre de 2022

  • Autor: Tximbari (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 12 de noviembre de 2022 a las 09:56
  • Comentario del autor sobre el poema: Un primo médico inolvidable. Dios lo proteja su alma
  • Categoría: Familia
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: alicia perez hernandez, Carlos Armijo ✒️.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.