Original Oriflama Infinita

Yin


AVISO DE AUSENCIA DE Original Oriflama Infinita
Me retiro a mi soledad eterna.
Enciendo esta noche una linterna
entre el frío que por esta ventana
entra a borbotones, como mi alma
en la muerta materia desvencijada
haciéndola jirones de blanca niebla.
Me retiro a mi soledad eterna,
aunque nunca daré por perdida
aqueya estreya que briya a oriyas
de mi vida, entre marea y arena...
Me voy volando al alba al despertar
a esta realidad tan extraña,
que se sueña, es la verdad...
Me voy flotando en una ola enfática,
a toda velocidad, cortando las aguas,
y la gran distancia que nos separa igual.

Sucesiva respiración silenciosa

evocando una vida anterior

Esquiva silueta de vapor,

sombra del amor tras las formas

Solamente luz del alma

y el eco de sus pasos

cuando revela un sueño,

una visión tan extraña

mientras va avanzando

apenas rozando el suelo

Eya mora en la bruma:

a horas oscuras se asoma

y busca aqui a la Luna

Me enamora asi absorta

Blanca arde eternamente

Helada, profunda mirada,

cazadora, el aire hiende,

y yama la yuvia si habla

una única palabra muda

 

Cayada la Noche escucha

música ritual sobrehumana,

en tu voz aguda, oh Lechuza,

una desesperada plegaria...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.