Eri Luna

Amantes


 
 
Es el destino quien une a los amantes,
a los amantes danzantes,
bajo la tenue luz
de las penumbras.
 
Amates son: sin conocerse,
amantes: bajo la luz resplandeciente,
amantes: guardados en el inconsciente,
amantes: extraños en el horizonte.
 
El agua brota entre sangre ardiente;
las aves cantan,
como angeles caidos
sin armas ni dientes.
 
La tenue luz que emane del sol,
comienza a perder la razon,
ocasionando espasmos
en el corazon.
 
Mientras la fuente de agua envejece,
su alma y su mente,
dan vida a nueva sangre
llena de almas fervientes.
 
Los espasmos se han ido,
y el corazon florece
en fuentes de aguas calientes.
 
Amantes bailan,
bajo la luz de la luna,
escondidos en sangre
de olas oyentes.
 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.