fatusdari

El aprecio del existir, o el rechazo de no ser..

l

                            El aprecio del existir, o el rechazo de no ser.

El aprecio del existir es tan variante  y tan virtual..

En conceptos e ideas todos somos diferentes..

Y algunos seremos optimistas, otros pesimistas o escépticos..

Quizás de todo un poco, según nuestras convicciones, o razones..

La vida conlleva un dinamismo efervescente, objetivo y sustancial

Conllevando esa energía pura y positiva  que debe ser aprovechada,

mediante nuestra aptitud racional, mediante esfuerzos, dedicación, inteligencia, conocimientos, aprendizajes, prodigalidad, bienaventuranza, desarrollo, progreso.. Con un latente evolucionismo trascendental, más que retrocesos incomprensibles...

 Se vive en una naturaleza y medio ambiente maravilloso y extraordinario..

 

Se desvive cada quien y cada cual en hacer o no hacer, en vivir o medio vivir, en aceptar, tolerar o rechazar, en ser o no ser.. He ahí el dilema..

En buscar un equilibrio permanente, sustentado en la plenitud inequívoca, o sostenido con altibajos,  a costa de egoísmos y de intereses que socavan una proporción generalizante, propiciando que nuestro mundo, en nuestro entorno no sea muy parejo y sea equidistante

Se vive, se desvive en una aparente normatividad que conlleva cosas buenas y cosas malas..  Pero se desvive en un marasmo avasallante para quien no quiere entender que es necesario mover los ápices de persuadirse a si mismo, que cada quien debe generar progreso, esfuerzo, comprensión, voluntad, aceptación, para conllevar una gran fortaleza con los demás..

 

Absortos a un mundo que en su plenitud, radiantez y variabilidad diferencial o mediática, consutil o inconsútil , debemos ir a la par de un evolucionismo preponderante, no del que no pone garra, valor, astucia, esfuerzo, eficacia, tenacidad, templanza.. tantas cosas existen constantes y sonantes y conllevan su música interior o exterior, sus propios ritmos, sus compases, su secuela, en sus ámbitos distintos, su inexorable secuencia precisa o imprecisa en el eco de una huella, o en el silencio de su irrelevante obscuridad, en un mundo sustancial, objetivo, cognoscible, razonable.. realmente implicativo de actividad, de positivismo constante, de progreso y desarrollo, aunque parezca que aun estamos sumidos en una irremisible incomprensión, al no poder estatuir un cambio mas favorable, cuando perdura el latente agravio de inseguridad y de una carente convivencia respetuosa, cambia el que quiere cambiar sin esperar nada a cambio, solo la justa armonía necesaria, pero no dejan todavía de sucederse, de acontecer las constantes contradicciones, las confrontaciones, controversias, inseguridades, guerras, atrofios, consecuencias, desproporciones, desigualdades, acaprofismo, infortunio, demagogia.. ¿Pero de que otra manera se puede vivir? Si aun no se ha aprendido a ser plenamente..

 

¿Qué indulgencia será necesaria, o se habrá de requerir para ser incorruptibles, para ser mejores o inequívocos? ¿Qué actitudes?, ¿Qué sabia?

¿Qué conocimiento preciso?, ¿Qué voluntad férrea y determinante? Para poder ser mejores, inequívocos, eficaces, eficientes.. ¿Quitar la soberbia? ¿la ignorancia? ¿Tal vez supeditarse a la fe de algo o de alguien?, o quizás a la misericordia de quien? Para que no quede ningún rasgo incomprensible de duda, o amargura, para que todo sea mejor en un equilibrio pleno, atestado de respeto y dignidad..

Cada quien ha de vivir la propia construcción de si mismo, y sabrá sin engañarse si atenderá a un buen aprendizaje y conocimientos, y sabrá si pondrá a prueba su capacidad, con su tesón, esfuerzo, inteligencia, determinación, y sabrá si pondrá buenos cimientos en el mismo, o endebles, o débiles.

¿De que ha de servir, atesorar, o atestarse de tantas riquezas materiales, o tratar de perdurar poder y gloria?, cuando sin excepción nada ni nadie se podrá llevar pletórico sus riquezas en un ataúd.. solo se llevara el acontecer de su pasado, feliz o infeliz, comprensible o incomprensible, y las riquezas o pobrezas que conllevo acertada o erróneamente en las virtudes que conlleva la pureza del alma, del espíritu, de la esencia incorruptible, en una conciencia, conocimiento, para estatuir ese equilibrio consistente, perenne.. como algo que podra ser+ Absoluto, inmortal, duradero, enfático en la realidad tenaz de todo lo que conlleva preciso un positivismo  subsiguiente.. La razón de ser, de existir con cambios y transformaciones constantes en virtud de un relativismo enfático a la esencia de un tiempo y espacios latentes.

 

¿Quién podrá saber a ciencia cierta, que podrá contener toda la seguridad plena y absoluta con templanza y salud siempre?,  Que enfatice el privilegio de percibir cuanto ha de vivir, y cuando habrá de morir? ¿Quién podrá saber que tiene su juventud comprada, segura o intocable? Aun exista todo el dinero del mundo para comprarlo todo, aun existan seguridad, aplomo, bríos de juventud de un sentir inagotables? La vida sigue su inexorable curso, tan inflexible y certero.. Y tan indolente en su pasmosa indiferencia..

Habrá que vivir como si cada día fuese un ultimo día, mas no vivir causando desproporciones.. Solo gozando toda la energía, creatividad,  satisfacciones, alegrías plenas, sin pensar.. ¿Cuándo tendremos que cumplir o partir? Y a donde?

 

Comentarios2

  • Riku Kento

    y si un dia se tiene la respuesta a tan gran dilema, quiza la respuesta no sea hermosa pero si tiene razon y fndamento lo demas vendra sobrando, saludos

    • fatusdari

      Hola Riku..
      muchas gracias por tus comentarios y por la atencion que le prestas a mi lectura.
      recibe un fraternal saludo.
      Carlos

    • fatusdari

      Hola Andrea, recibe saludos con mucho afecto, muchas gracias porque recibo de ti, el brillo de tu estrella que me alumbra, y todo este apoyo, se que tendras muchas ocupaciones, gracias por ocupar tu precioso tiempo conmigo
      es un brillo que muchos recibimos de ti, y sobre todo a mi que me haces sentir especial, porque gozo de tu amistad y de tus excelentes poemas, asi como de tus consejos que son como terapia, me encanta, aun me jales las orejas cuando mi paz se pierde constantemente con la inquietud desmezurada..
      dios te cuide y te bendiga. Carlos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.