El Legüero. La Partida (Diez décimas)

12 Poetas Latinoamericanos

 

I

 

La seca y la felonía

centralista al pueblo ha hambreao.

No hay otra que el desterrao

para aguantar la estampía.

Apero al nacer día

con mí legüero en lomo,

sin saber dónde ni como

al tranco me voy del pago,

pa' guapear el trago asiago

lejo ‘e la estancia "El Aromo"



II

 

Mesmo fogueo en el abra 

deste trajín que acompaño,

el ánima de  ermitaño…

¿Sabrá el Dios que me ampara

qué destino me tocara

sin familia y sin querencia?

Con el legüero cadencia

e’ galope impongo al zaino 

ansina aliento no amaino

ni me retrasa la ausencia.

 

III

 

Está sordo y viejo el perro,

compañero cimarrón.

Si a pena en la cerrazón

vislumbro su lomo negro.

Tranqueando conmigo el perro

¡Che vos! le he puesto de nombre…

A mí graznido de hombre

Su oreja ya no claudica

Más de pronto resucita

y a mi legüero responde.

 

IV

 

A lo ancho el horizonte

Se viste poncho de ocaso,

apiaro ansina si acaso

pa' que la noche no apronte.

Pienso en mí rancho en el monte

y entrecejando el sombrero,

un compás en el legüero

es eco de mi penar…

… si hasta me da lagrimear

tan lejos de los que quiero.

 

V

 

Las brasas del fogonero

demás de calor dan lumbre…

Áura duermo que es costumbre

el apero tempranero. 

¡Amalaya de un legüero

caja este ceibo ha de ser!...

Hoy me verá clarecer

enrsocao entre la calcha

para empezar a abrir cancha

ni bien aiga amanecer



VI

 

Ansina canta el arroyo

madrugao al la'o 'e la manta

ansina el legüero canta

cómo palenque de apoyo 

Mientras un fuego en el hoyo

para arrancar la mateada

recuerdo a mí china amada

con el pañuelo 'el cortejo

secar sus ojos ¡Canejo!

cuando me fui a la quebrada



VII

 

Hay que hacerse corajudo

cómo paisano al malón

dir al frente, ande el cantón

cincharse y no ser al ñudo.

Que el legüero no sea mudo

que una vez hubo un gurí

"El Tambor de Tacuarí"

Quien con coraje y sapiencia

cimbró por la independencia

por los valles del Tafí.

VIII

 

Le di estaqueada y mensura

al parche de mí legüero,

Colgué ‘el caballete  un cuero

¡Yo mesmo le dao hechura!

Áura hace güella de cura

por el camino ‘e guayaba

rumbito pa la quebrada

a según pa “El Pajonal”

diz que hay ande obrar

que han de faltar pa la arriada.



IX

 

Lindándole al fachinal 

callé ‘el legüero el cimbrón

De un infiel campiè el garrón,

echao en el pastizal.

Mesmo veía el bagual

y un copete entre la hoja…

Le tintinió la coscoja 

cuando sinchó las coyudas

la yegua le quedó muda… 

Canejo… era un cresta roja

 

X

 

Un cresta roja, un gurí,

miraba como a luz mala

acobachado en el tala

sin saber por donde juí…

¡Andate! berrié y me fui

¡Velay! Soy un forastero

lo dejé correr primero…

yo he venido a trabajar

…Así quedó pa contar…

otro canto en mi legüero.




  • Autor: 12 Poetas Latinoamericanos (Offline Offline)
  • Publicado: 10 de octubre de 2022 a las 13:21
  • Comentario del autor sobre el poema: El Legüero es un bombo o tambor de madera de ceibo con parche de cuero vacuno con pelo. Las décimas están escritas en lenguaje gauchesco del sur de sus América, Argentina especialmente.
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas: 41
  • Usuarios favoritos de este poema: claudia07, Omaris Redman, Anitaconejita, Gisela Guillén.
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios1

  • claudia07

    Excelente poesia gauchezca .admiro como escribes en cualquier genero poetico amigo .felicitaciones!!!! Besos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.