Pablo R.

DE AMOR Y DESEO

Paz y guerra,
cielo e infierno...
Todo en el torbellino oscuro de tus ojos...
Arde lo etéreo y trascendental
en la llama eterna
de tu cabello ondulado
cuando el viento osa arremolinarlo
danzando lascivo
con cada mechón.
 
Y me pierdo en el limbo de tu boca,
finos labios
como hebras de plata,
preguntándome a qué saben tus besos,
a qué embriagante licor se asemejan
o si de miel están cubiertos,
dulce ansia,
intrigante tormento,
anhelo insomne y desvelado
entre realidad y sueño.
 
Y en el ideario soslayado
de preguntas sin respuestas,
inquiero, en el presente indicativo,
si el contonear de tus caderas
es el océano
donde navega el deseo,
que engreído zozobra
en el Tártaro de tu sexo,
lecho donde Gea y Caos se unen
en coito de magma y hielo.
 
Te observo en silencio,
en susurros suspiro;
ufano comulgo
con las penas y el martirio
de saberte mujer ajena,
de saberte mi amor prohibido.
 
-. PaR
Derechos Reservados
19092022


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.