Nik Corvus Corone Cornix

Karma

Tardíos escrúpulos vuelan ante mí,
los aniquilo pero son ibranqueables,
me estilizo y canto esas tonadas de mariposas,
el vientre varía mi estado y surge
una nueva bondad, mas blanca y capaz.

Doy rienda suelta al blanquecino
dialecto de frondozas mañas,
no puedo contar, pero siento
las equaciones en cada célula.

Maldito tiempo, no existe para mi,
soy mago blanco en mayas religiones,
controlo el espacio, y el segundeo,
siempre y cuando mi reloj interno
no deje de palpitar, y encuentre
esa transparente pieza
que falta
en el engranaje...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.