FERNANDO CARDONA

PARA XUNA

  1. 1.   PARA XUNA

 

Por allá en tierras cántabras, en san Vicente  barquera,

Habita una españolita con alma grande y bravía

Y aunque es muy peninsular, más parece comunera

De aquellas que en Santander prendieron la rebeldía.

 

Sangre de pueblo galopa por su corazón y venas

Y  cada palabra suya invita con valentía

A reclamar la justicia pa los que tienen apenas

Con que no morir de hambre ni donde pasar el día.

 

Yo la he visto desde lejos cuando va al pueblo y camina

Entre las gentes y mira cada vez más por encima

A los pocos que son dueños de riquezas y poder

 

Y con rabia se pregunta: será justo que la ruina

Sea cada día mayor pa las gentes que originan

La riqueza de los pocos que al pueblo suelen joder?

 Fernando de J. Cardona Caro

 

Comentarios3

  • Riku Kento

    esa españolita que se cuide que le tiene puesto el ojo y donde fernando el grande pone el ojo..pone la bala jajaja

  • KALITA_007

    Fernandito.... me ha gustado tu poema.. amigo yo siempre paso a leerle, pués es un placer..
    besos..
    kalita

    • FERNANDO CARDONA

      y yo siempre te llevo en mi corazon

      gracias

      besos

      fernando

    • Aries

      jaja...Ay, Fernando!, despues de mí sorpresa que puedo decirte yo...pues que sé lo bien que me conoces y que me emocionaron tus letras; oye, yo no tengo hermanas pero esta Xuna se parece un tanto a mí, jaja...
      No sé si ya te lo he contado, pero por si acaso te lo digo aquí...Xuna era mi abuela materna a la que nunca conocí, fallecío antes de que yo naciera. Ella fué una asturiana con raza y sabiduría que enamoró a mi abuelo cuando estaba a punto de ser sacerdote (llevaba ocho años en un seminario e iba a cantar misa), tuvieron posteriormente trece hijos y fueron tiempos de la guerra civil, difíciles y complicados...Ella se hizo cargo de sus hijos cuando mi abuelo fué forzado a ir a la guerra, vivían del campo y por las noches (mientras su prole dormía), cogía un azada y enterraba los huevos que ponían sus gallinas y los embutidos que hacía ella misma, así como la harina de maíz y la fruta para que sus chicos no pasaran hambre (en aquellos tiempos llegaban tanto los de un frente cómo los del contrario y se lo llevaban desde la leche hasta los terneros, el hambre acuciaba y el pillaje arrasaba con todo...), fué astuta y ejercía en el pueblo de comadrona, curaba a los heridos y atendía los partos de las vacas de todos sus vecinos; en fín....una luchadora ejemplar de la cual espero haber heredado algunas de sus virtudes. Siempre he tenido frustración de no haberla conocido en toda su dimensión humana; mi madre me puso su nombre y yo lo llevo con orgullo, a ella la llamaban Xuna y yo respondo por Asun, es por eso que su nombre (que es el mío) forma parte de mi dirección de correo.
      Agradezco desde el alma tu poema, sé que lo hiciste con cariño y sabes que en eso eres correspondido por mí a montones. Te quiero Fer!! que quieres que le haga...jajaja. Gracias AMIGO, va para favoritos de cabeza...Abrazo prieto y un besuco pá tí.
      Aries.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.