Septimo Cielo SC

EL ÁRBOL

Como pájaro herido vagaba entre las ramas

de un árbol que vivía en su eterno invierno,

este se secaba por falta de agua

y el frío dejaba en mí un corazón de hielo.

 

Un día, el árbol señaló un rayo de luz

en un cielo gris lleno de nubes negras,

entre tanta sequía llegaba, por fin,

la lluvia que calmó la sed, al igual que el llanto;

 

dándole tiempo al tiempo, este árbol floreció,

creándole un refugio al pájaro herido entre sus ramas.

Sus ramas, que siempre me habían acompañado,

sus hojas y sus flores, fueron mi lugar de calma.

 

A día de hoy, no necesito más que el árbol,

quien me salvó de ser la presa perfecta

para unos depredadores llamados Humanos.

A día de hoy, soy yo y este lugar en el árbol.

 

{Escritor Gallego}.

 

 

 

 

Ver métrica de este poema

Comentarios2

  • posita

    cuando llega la persona correcta, podemos descansar tranquilos

  • 🔥Ls. Angel

    Siempre hay un lugar de descanso para cada uno!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.