Pyck05

TIEMBLA LA MANO...

Tiembla la mano,
con miedo y con recelo
por las esquinas.

Pide limosna,
un poco de las sobras
de los pudientes.

Los ojos, tristes,
contemplan al que pasa,
indiferentes.

Tiemblan los labios
que piden y suplican,
un simple beso.

Y es que el vacío
responde a tus llamadas
dejando un eco.

Nadie contesta
y nadie se conmueve,
por tus suspiros.

Tiemblan las almas
perdidas, de los hombres,
en su camino.

Sendas muy largas,
repletas de guijarros
y socavones.

Solo el silencio
responde a tu llamada
desde la nada.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/08/22

Comentarios1

  • Mauro Enrique Lopez Z.

    Rafael gusto leerte tus bellas letras saludo abrazo fraternal cuidece y su familia bendiciones desde Ecuador

    • Pyck05

      Gracias por tus palabras Mauro.
      Un abrazo desde España.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.