Donaguil

CAMINARÉ…



Caminaré sin descanso

hasta anegarme en tu regazo;

libaré las mieles de tus labios,

enredada a tu piel de raso.

 

Escalaré por tus relieves,

lameré todos tus recovecos;

fundida al fuego de tu savia,

sahumaré todos tus sentidos.

 

Tejeré nuestros sueños

hasta lograr fraguarlos

como una espada templada,

signo de nuestra temeridad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.