Damian faunes pont

Eterno soñador


Siempre fuí participe del ensueño de tus ojos...de tu risa loca de niña que divagas en mi corazón....te bendigo vida mía porque siempre fuiste esperanzas de mis vacíos.de mis días de idilio y desventuras vanas.


Me basta tu mirada
para saber del universo.
Me basta tu piel
para conocer la extensión.
Me basta tu espalda
para descubrir el vértigo
y me basta tu boca
para regarte de amor.
Pues en el jardín de la vida
existe una sola flor.


Me basta con tu sonrisa
para sentirme dichosa
¡qué cosa más misteriosa!
probar tus besos de brisa
Es lo que el amor precisa
declarar el sentimiento
todo lo que llevas dentro
cuando tus ojos divisan
la musa dentro de misa
te sientes de su alma el centro.
Ma. Gloria Carreón Zapata.


Que me baste la vida para amarte pues te la has adueñado toda,el candil y la llama eterna de tus ojos, me han dejado ciego, absorto y soñador,que solo tus besos me hacen el esclavo más amado que no quiere la libertad de tus labios...sigo siendo aquel penitente de tu amor que cuando niño te regalo aquella flor ;fresca y perenne que tiernamente entre tus manos deshojabas cada petalo y así moría mi corazón tronchado de ilusión.


Eterno soñador sigue soñando
en tu hoja de papel sigue versando.
Al fin la vida misma es dulce sueño
bello anhelo de un corazón trigueño
por amar nadie en la vida es pequeño
amar es de grandes, ¡qué bello ensueño!
Sacra palabra purifica el alma
sentir que brinda a la persona calma.
Amar es saber vivir y gozando
dicha de saberse del sentir dueño
llevar el querer como fina talma
Ma. Gloria Carreón Zapata.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.