david valencia tobon

Una mujer triste

Debajo de mis párpados

conspira tu beso triste,

tu caricia que no persuade

a mi caricia.

 

Debajo de mis manos, toda una tarde,

tu piel llora por los designios

de la vida que arrastró a tu hijo al exilio

de pobres ilusiones para no volver jamás.

 

En una lápida el nombre de él, sin saber

de quién fue la bala perdida que cruzó

su alma sin  preguntas, sin excusas.

D.ValenciaTobón

Comentarios1

  • MonoFloyd

    Sin querer ofender, pero no eres tú un hombre triste también?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.