José Domingo

Custodio chavico

Pinchos de rosa y un rayo del libro
como llama de aquel sol afloraba 
Suspendido en el aire custodiaba
mis sueños por cuyo recuerdo vibro

 

Un marco aislado celeste en madera
encajaba su imagen y las cartas
bajo sus pies con mil grietas abiertas
adornaban la habitación austera

 

Donde dormía el que fui, el niño chico
Sobre aquella almohada la promesa
de obtener respuesta santa y gloriosa

 

A dudas nimias de un alma preciosa
sin maldad ni meta fútil confesa
que por aquel santo pidió un chavico

Ver métrica de este poema
  • Autor: Julio (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 23 de junio de 2022 a las 04:30
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.