ecastro

El Presentimiento

 

Te presentía,
sentí tus pasos desde muy lejos,
sabía que venías en camino

Aunque era inminente
que más pronto que tarde llegarías
te sentía lejos, 
aunque que estabas cerca

Te presentía, con nostalgia 
y con tristeza,
con el dolor del adiós
y el dolor de la despedida.

El último sorbo de alegría
tenía un sabor amargo 
y el cansancio de un camino largo,
tan largo que no llegó a la meta

La pisada era cada vez más recia,
la agonía del pasado era evidente
jadeaban los recuerdos en mi mente
ya el suspiro final estaba cerca.

El ayer parió al presente,
el cordón umbilical ya seccionado
separó los martes y los viernes
Ahora las batallas tienen otros frentes

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.