Aida ☘️💟💥💫

Su alma tocó a la mía

Su alma rozó a la mía,
a otra dimensión marchaba,
y un suspiro se escapaba,
porque otro rumbo tendría.
A la eternidad se iría,
dejándome este dolor.
El recuerdo de un amor,
que nos llenó de ternura.
Hoy que su partida apura,
nos deja amargo sabor.

Su alma buscó la mía,
pues venía a despedirse,
a lo eterno ya iba asirse,
en su nueva travesía.
Se marchó con la alegría,
de adelantarse a su padre.
A su viejecita madre,
pues mucho al cielo pidió.
Y un ángel lo complació,
aunque en la vida no encuadre.

Su alma besó a la mía,
y le susurró un "te quiero",
se marchó sin desespero,
pues el alma presentía.
El corazón no entendía,
la razón lo consoló.
En un suspiro viajó,
el transitar de los años.
Envuelto entre grises paños,
con ángeles escapó.

Ver métrica de este poema


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.