Xabier Abando

Cosas que el viento se lleva





Hay ciertas cosas que el viento

se lleva y no echo de menos,
quizá en un primer momento,
hasta evaluar lo que pierdo.

Me ha pasado, en ocasiones,
que, más que perder, ganaba
y, en tales evaluaciones,
de ese balance dudaba,

pero tiraba adelante,
si ya no quedaban dudas.
Si el viento viene a ayudarte,
bienvenidas las ayudas.

Que esto suceda es probable
en la sociedad actual. 
Yo soy bastante sociable 
y soy más bien de aguantar,

mas, si alguien se ha confundido 
conmigo, o de mi ha dudado,
o, tras de haber discutido
conmigo, muy enfadado,

o por otro hecho causal,
su amistad me ha retirado,
o, ya en el mundo virtual,
veo que me ha bloqueado,

que se vaya en santa paz,
que paz deja aquí también,
con todo el mundo jamás
es posible quedar bien.

Yo he llegado ya a una edad
en que no quiero aguantar,
ni voy a correr detrás
de quién me quiera plantar

o se permita dudar
de mis buenas intenciones
que no tengo que aclarar:
con dios y mis bendiciones.

Hay ciertas cosas que el viento
se lleva y no echo de menos,
lo digo como lo siento,
me atengo a mi juicio interno.
 

© Xabier Abando, 18/05/2022

Ver métrica de este poema


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.