Alberto Escobar

A ti, Poesía mía.

 

No quiero adeptos, 
quiero amantes...

 

 

 

 

 

 

 

Te quiero;
te quiero porque cuando leo
el transcurso de tu piel
sueño, se me va la cabeza
al lado mágico del sendero.
Te quiero;
te quiero porque cuando escribo
cada uno de tus rasgos, tus signos
de puntuación me salen al encuentro
y te dan la entonación correcta.
Me concedo paleta en mano
dibujarte, insinuarte cuando pronunciar
tu nombre no viene al caso, 
mantener tu anonimato si el guion
lo requiere y sacarte del armario
cuando es menester hacerte pública. 
Te quiero;
te quiero porque cuando me pongo
en frente de tu lienzo 
se me disparan las alarmas,
desemboco en un estadio inédito,
fresco, con vistas al mar a veces,
otras veces a una montaña de encinas
constelada, y en este trance catatónico
te pregono, te recito para mis adentros,
que nadie se entere de lo que invento
hasta que dé a luz tras un dichoso parto.
Te quiero;
te quiero porque eres río que me fluye
de fuera adentro —¿o es de dentro afuera?—
y me desaguas de inmundicia y desierto.
Eres como poner una lavadora, irme, dejarte
sola que aniquiles la negrura de mis ropajes
y volver a por tu resultado, tenderte a un sol
radiante, restañarme de lágrimas y guardarme
en el ropero a que llegue mi momento.
Te quiero;
te quiero porque me haces olvidar
que estoy latiendo, me sumes incierto
en un mundo del que no tengo dirección
ni paradero y al final —cuando el concierto 
acaba—siempre queda autobús de vuelta.
No duermo a la sombra de las estrellas
aunque que así lo hago sueño; fantasía
con billete de vuelta y pago contrarreembolso. 
P.D. Así me ha dado por celebrar mi milésima
publicación en esta casa, y así la comparto
con ustedes, compañeros de habitación y terapia. 

Ver métrica de este poema
  • Autor: Albertín (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 15 de mayo de 2022 a las 10:22
  • Comentario del autor sobre el poema: Cierro las primeras mil publicaciones dedicando estas letras al acto de escribir y lo que para mí supone —que seguro supondrá más porque lo que cuento es lo que me llega al consciente de lo que siento. Remitiéndome a mi grecidad llamo a todo acto creativo-literario Poesía, ateniéndome a su significado etimológico.
  • Categoría: Fecha especial
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: alicia perez hernandez, lacarmentere.

Comentarios2

  • Alberto Escobar

    La ilustración es un mosaico latino que representa a Euterpe, musa de la Poesía Lírica. Me acabo de dar cuenta al mirar el contador de mi muro que esta es la 999 y no la mil— es verdad que al hacer los cálculos me daba que la publicación mil sería el diecisiete de mayo pero al consultar el muro me daba que era hoy. No importa; en la siguiente publicación redundaré en la celebración anunciada en esta.

    • Haz Ámbar

      Puedes sentir
      como la bruma avanza
      en torno a tu casa
      plantada en un descampado,
      la voz de la lluvia
      atronar en la distancia
      de una noche que no se acaba,
      su canto esmaltado
      a la reconquista de tu espíritu
      hoy parado
      por exigencias del guión
      viviendo en los astros
      consigo tan solo;
      y puedes finalmente
      ver la hora
      oculto en tu callejón
      haciendo lo mejor
      que nace de tu prosa
      a otro renglón
      que se endiosa
      (lo sé yo
      en mi obsesión
      de crónico
      siendo el testigo único
      de todo mi sopor...)
      y es desesperanzador
      ver como ninguno funciona
      para dos
      que están ebrios
      de sobra ahora. Obvio.

      • Alberto Escobar

        No entiendo tu respuesta...

      • Hay 1 comentario más

      • C. Eduardo Barrios (Ex-Toki)

        Contamos los días, las horas, los años y sin darnos cuenta contamos con la poesía.

        Un afectuoso saludo poeta Albertín

        • Alberto Escobar

          Otro para ti y gracias por tu compañía durante este largo periplo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.