Elizabeth Maldonado Manzanero

Animo

Amor nunca te olvides de brillar, eres raíz, sabia

milagro de fuerza indefinible, frontera de sombras,

origen de luz, vientos de grises se tatúan a tus espaldas

mas en tus ojos beligerantes y amorosos no cesa la danza

una danza de estrella que se suscita en cada mirada

mientras mil pájaros cantan en jaula las glorias

recién perdidas de tu amor paternal, solo es una batalla

continua en guardia, que en tus manos aflore a pesar del dolor

el auxilio sanador, entre el jardín de los horrores,

y de los hiperbólicos minutos seas plétora de felicidad,

centellea oscuridad y seduce las persianas el sueño

mientras entre los pasillos de un hospital sentado frente al silencio

recorriéndote el cuerpo mil escalofriantes tragedias hacen presa

de tu valor, no te ahogues en esa profunda lluvia de ausencia

de sus bellas sonrisas de los desquisiadores momentos

en que contigo debatía, sé que se ha agotado tu energía

mas el cielo radiante esta, ten calma y de él te alimentaras

la lluvia nunca cesa de tajo, quizás te continúe mojando

y en tu mente aniden golondrinas, pero nunca dudes: resplandecerá…

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.