💎Samuel Dixon💎

Versos de invierno (DĂ©cimas)


Cuando me contestas fiera
que tengo mi desventura,
protesto por la locura
y también por mi bandera.
Versos de invierno quisiera
para darte en tu corriente
las desdichas de la mente
que soslaya la provenza,
ya no sienten ni vergĂŒenza
estos locos del presente.


Horas frías y tristes y extrañas
cobijadas de blancas tempestades
cofre abierto de pĂĄlidas nostalgias
de caminos y largas soledades
remembranzas de distantes navidades.


Con frio y heladas,
majestuosas nevadas,
frio acogedor,
abrigo y resplandor,
invierno majestuoso,
tu clima es asombroso,
mis versos para ti,
invierno ven a mĂ­,
mi ser adora el frio,
al son de un buen abrigo.
FRANCISCO5


versos de invierno
versos solitarios que anhelan sentirte
Versos que quieren ser leĂ­dos
versos sin tu calor que ya casi mueren
versos de invierno y de otoño sin amor alguno
versos de invierno frios y lĂșgubres que te esperan con ansiedad
versos de invierno ya no quieren ser
prefieren ser cĂĄlidos y ardientes como aquellos versos
eroticos que ansĂ­an verte y tenerte para convertirse en
arduos y eternos versos de verano


Antes elegĂ­a el frĂ­o,
cadena invisible entre
los anchos y ruidosos rĂ­os.
Ahora, por el contrario,
prefiero el verano, estaciĂłn
de algarabĂ­a y bisuterĂ­a,
en las playas y en las plazas
de los pueblos. Ya
me alegra que se acerque;
mis huesos flebes, con palmas
lo agradecen-.
Ben!


Anhelo robarte un beso
en una tarde de invierno
bajo aquel Ă rbol de cerezo
con ese abrazo tan tierno
que siempre nos hace presos
de un idilio cual cierno
cĂČmplices con bellos versos
escritos sin tiempo eterno
anclados a un amor hermoso
de claveles y lirios serenos.
***
Omaris Redman


Quiero senir tu aliento
vibrando dentro de mi pecho,
quiero que la primavera
de flores extienda un lecho,
y me cobije bajo sus aromas
de flores de almendros y cerezos,
quiero que llegue el alba cĂĄlida
para que alegre mis mañanas,
pero llega frĂ­a y escarchada
y se aposenta en mi ventana.
MarĂ­a C.


Cuando conmigo te enojas
Y das vida a mi dolor
Me hundo en inmenso rencor
Y tĂș tan solo me arrojas;
Versos de invierno me brotan,
Veneno contra razĂłn,
Dolorosa frustraciĂłn
Que con tu desdén provocas:
Lanzas agudas y locas
Me hieren el corazón



Hay versos de primavera,
es cuando todo comienza,
luego versos de verano,
cuando el amor ha llegado,
después nos vino el otoño,
dĂłnde todo cayĂł y cambio,
trayendo ahora el invierno,
que todo en los dos congelo,
ahora siento este frĂ­o,
que me parte el corazĂłn.
Isla✹


Voy a escribirte, Candela
porque no brilla la luna
ni el sol escucha la tuna
que va dejando su estela
como algĂșn barco de vela
Que navega con cautela
sobre un sueño de novela
en busca de una amapola
o de un niño de escayola
en la puerta de la escuela


Versos de invierno
en una estepa
llena de hielo,
llena de nieve
que corre triste
por la ladera
de una montaña
con sus glaciales
que se derriten
en los calores
que los carcomen
todo el invierno
sin paz ni vida
ni algĂșn deseo
de la alegrĂ­a
de tener tiempo
bueno y prolijo
bajo la sombra
de algĂșn olivo.
Lucy Quaglia


Con manos entumecidas
te escribo versos azules
que almaceno en los baĂșles
de maderas carcomidas.
Anticipan despedidas
de cuantiosos desamores
y retratos sin colores
pintados en negro y blanco,
con mensaje claro y franco
puesto al Sol como las flores.
(W.M)


"Mayo es el mes de las flores
En mi jardĂ­n las hay de colores
Y las estoy recogiendo
Antes que llegue el invierno
Ya recogĂ­ OrquĂ­deas y Rosas
Para las Madres Hermosas
Azucenas y Claveles
Para el resto de las mujeres"
Henry Alejandro Morales
La Guaira, Venezuela.


Se congela el amor
en mis versos de invierno
al no tener el amor
que escribe el cuaderno
y caĂ­da ya cada hoja
vestida de blanco
te traigo al pensamiento
sabiendo que te amo tanto
sentado dejando en un banco
lagrimas que mi rostro moja
H. Figueroa


desde este lugar tan frio
van para ti mis quimeras
con estrofas y escalofrios
te dedico estas rosas
breves lineas que quisieran
llegar prestas a tu oido
que no saben de otras cosdas
sino desde sin sentido
que por ti mis manos siembran
solo en esteriles tierras
queden pues como testigos
de mis amores prohibidos
estos perenes quejidos.


En este tiempo de invierno es cuando mas falta me hiciste.
QuerĂ­a sentir tus brazos dĂĄndome calor envuelta en tu piel.
QuerĂ­a tener tu calor en la cama vacĂ­a donde me haces mucha falta.
En unos versos de invierno me inspire en ti cuando me hacĂ­as el amor
y el frio nunca lo sentĂ­ porque me envolvĂ­ en tu piel.
Eras tan efusivo que nunca perdimos el tiempo.
Siempre cumplĂ­as mis deseos y no me dejabas con ganas cuando los dos el amor nos dĂĄbamos.
Entre sĂĄbanas ardientes volvĂ­amos a tener mas ganas
Y tĂș siempre dispuesto el calor de tu cuerpo los dos nos enrollĂĄbamos
Piel con piel nos dĂĄbamos fuego, calor y amor nos entregĂĄbamos.
Ahora que ya no estas estos versos de invierno te dedico y sepas que me haces falta
para quitarme el fio y dormir a tu pecho abrazada
y amanecer en tu nido.
Me hacen falta tus besos con fuego me dabas me calentabas el cuerpo y tambien el alma.
Donde andas marinero de los siete mares
Ven a llevarme contigo entre viento de gaviotas vamos hacer el amor
Llevados por el viento recordando los buenos tiempos.
Aquellos que los dos gozamos entre sĂĄbanas de fuego, pasiĂłn y deseo.
Espero que me extrañes en ese mar que navegas y sepas que te espero
Con calor en el cuerpo para que sigamos la faena y acabemos la corrida.
Quiero amanecer en tus brazos y despertar en tus ojos
y quiero que me quieras como yo te estoy queriendo
ALICIA


Un intenso frĂ­o recorre mi ser
Mi universo se congela sin ti
El perder tu amor es lo peor
Cada lĂĄgrima derramada
Cada sĂșplica infructuosa 
Las sĂșplicas se van por la cañerĂ­a
Ya en ti no habita ningĂșn sentimiento
La lluvia se llevĂł lo deseado
Yo seguiré en  medio de la tormenta
Pero sabiendo que ya no estarĂĄs tĂș.
G3


Invierno no es infierno,
Aire frĂ­o, fresco y tierno,
RomĂĄntico y fraterno,
Trascendente, imponente y eterno,
Abrazame y abrĂ­game,
Refrescame y cautĂ­vame,
Susurrame e inspĂ­rame,
Adelante y bienvenido,
Al verano y al bochorno has vencido.
***
FRANCISCO5


Cada invierno que se llega
es un tributo al pasado,
es un tiempo muy sagrado
que a reflexionar nos ruega.
Cada carta que se juega
tiene su efecto postrero
es por eso que primero
debemos tomar conciencia
actuando en correspondencia
para no obtener ni un pero.
*
En las Ă©pocas de invierno
pasamos un gran balance
para medir el alcance
de nuestro valor interno.
Buscamos calor fraterno,
evaluamos amistades,
fortuna, calamidades,
los planes que ejecutamos,
propósitos que frustramos, 

En invierno: las verdades.
*
KEREN F.


Luces tenues de mi calle
Su brillo el frĂ­o reduce
Del invierno y me seduce
El verde antiguo del valle
El calor, cada detalle
De tus dulces labios rojos
Que espachurran la burbuja
De amor que el cielo dibuja
Donde el mirar de tus ojos
Cierra un soplo con cerrojos


Mayo y junio son fantĂĄsticos,
FrĂ­os, frescos, muy elĂĄsticos,
Los resfrĂ­os y la gripe,
A tus bronquios le trasmite,
Abrigados y con bebida caliente,
Café, té o emoliente,
Necesario y muy urgente,
Estos meses nos castigan,
Pero nunca nos hostigan,
ÂĄLos adoro y digo vivan!.
***
FRANCISCO5


***
No sé cómo cantó victoria
Si creciĂł entre ĂĄsperos sequedales,
HormigĂłn, ladrillos y la roca de la noria
Que del rocĂ­o tomĂł los humedales.
CigĂŒeña fue el viento que la trajo semilla
Una pasiĂłn por la Vida su placenta
En el patio de dura loza amarilla
Donde plantĂł febril su reino, cenicienta.
Con tropismos botĂĄnicos buscĂł rayitos del sol
El tenaz arraigo de nervaduras en fila
Con las extrañas providencias del amor
EnergĂ­a vital de la clorofila.
Allí quedó la pobre, trémula plantita
Sin los besos de una bella flor
Ni las espinas de una mĂ­nima inquina
Solo el mimo breve de un oculto candor.
-Alfredo "Charo" Saez-


Se congelaron los beso porque no llegabas, quedaron como piedras engarzadas en el alma, ahora la boca no sonrĂ­e esta mustia como las la rosa blanca que me regalaste y que ha perdido su aroma en sabanas abandonadas.


Hoy es una gran fecha,
Y la melancolĂ­a acecha,
Pero la alegrĂ­a se estrecha,
Y cono uma mĂĄgica mecha,
De virtudes y bondades estĂĄs hecha,
Madre incomparable,
Tu amor trasciende,
Tu ternura es admirable,
El mundo de hoy, no entiende,
En invierno se celebra,
Esta fecha honrosa,
Recibe de mĂ­, esta rosa,
Madre, siempre serĂĄs grandiosa,
Y este verso de invierno te regalo,
Porque en ti no hay nada malo,
Soy tu hijo y te adoro,
Es mi alma sin decoro,
Esta fecha, es muy sentimental y la valoro,
Feliz dĂ­a de las madres,
Para ti mamita Elsa.
***
FRANCISCO5



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.