Bolotty-a.m.

Trastorno

Más noches de desvelo,

tinieblas son su color,

imposible ver el cielo,

y entre amor, recuerdo y celo,

acostarse da temor.

 

El hipnótico sedante,

contra actúa en su efecto,

impone ser ignorante

al insomnio mal tratante:

castigo y sufrir directo.

 

Veneno lento y constante

de un tiempo mal construido,

ruinas de un palpitante

en toxicidad frustrante,

ahogo…, en agonía y destruido.

 

No sé si está viva,

muerta, o feliz con el olvido.

Qué habrá hecho de su vida,

en estas noches sin salida

en las que no he dormido.

 

Quizás dance de alegría,

cante y ría en su contento,

celebre plena algarabía,

siendo como es de fría

y yo de ella sediento.

 

Disparó certero aquel día

que secó el jardín del huerto,

herró sin piedad el alma mía

con esa marca que hoy dejaría

dudas… de seguir vivo o muerto.

 

Si es feliz no le envidiaría,

aunque siga así, solo, enfermo.

No sé hoy donde estaría,

tampoco porqué le amaría,

así…, en las noches que no duermo…

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.