Poeta al atardecer.

VICTORIA ENTRE LOS HOMBRES.

 

Gloria a usted Padre amado,

gloria a Dios Padre y Señor,

de los justos buen Pastor,

en glorioso Jesús resucitado.

 

Sólo el mal quiere engañar,

y la oscuridad odia la luz,

hirió en la cabeza con cruz,

al que escribe en calcañar.

 

Desde el corazón profundo,

con la vida firme, reparada,

aún en tanta sangre derramada,

en Jesús resucita el mundo.

 

No tema el hombre a la luz,

no lo invada la decepción,

no existe la condenación,

ya fué vencida en la cruz.

 

Desde aquí Padre amado,

desde ésta tierra Padre y Señor,

le damos gloria, oh buen Pastor,

los que en Jesús han resucitado.

 

Poeta al atardecer 

Bilbao España.

Abril de 2022.

 

 

 

  • Autor: Poeta al atardecer (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 17 de abril de 2022 a las 04:03
  • Comentario del autor sobre el poema: Estimados amigos, hoy Jesús dejó de estar en la cruz y ha resucitado, e ido al cielo indicando el camino de justificación del hombre y perdón por la desobediencia Adánica. Soy muy responsable en lo que a continuación diré: Jesús es la reparación del hombre interrumpida en Adán; y no hay ningún hombre, ni mujer bajo el cielo a quien Dios en Jesús no ame. El pecado como el hombre lo entiende, no existe; el pecado no es un acto, o una acumulación de hechos. Se llama pecado a la condición del hombre sin Dios; condición contrario al Hombre reparado, Hombre, o mujer con Jesús. Si llamaramos pecado a hechos del hombre, entonces nuestras vidas serían una constante vergüenza a los ojos de Dios, porque en el hombre Adánico, sin Jesús, no existe ningún acto puro, o justo; y mientras vivamos en esta tierra seremos hombres bajo el poder de esa condición caída. En el nombre del Amor de Jesús, Señor mío diré responsablemente lo siguiente: No hay ninguna condición en el hombre que lo prive del Amor de Jesús. ! NADIE ESTÁ CONDENADO ! ! NADIE ESTÁ EXCLUIDO DE LA GLORIA DE DIOS ! Aunque debo decir que lo anterior tiene fecha de vencimiento; y vence con la segunda venida del que venció a la maligna muerte en la cruz. Así que no creas al enemigo Satán cuando te dice que tu condición es una vergüenza para Dios. Dios ama a su creación, tanto la ama que dió a su hijo por nosotros; a su único hijo, al único que tiene, al que ama con Amor perfecto y superior, por ti, por mí, por todos. Dios ama a su creación y aunque vivimos terrenalmente en una condición imperfecta, todos en Cristo seremos transformados para vivir su gloria perfecta. Esta palabra es respaldada por el poder del amor de Dios en Cristo Jesús y es para todo hombre y mujer, sin excepción y sin importar su condición. No hay justo bajo el cielo, ni ninguna condición humana exenta del Amor de Dios Padre y señor de la tierra; y de lo que en ella hay. Lo anterior no representa, ni obedece a religión terrena alguna, quien escribe es un humilde hombre nada más hijo de Dios por misericordia. GLORIA ETERNA A MI SEÑOR. Poeta al atardecer.
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: J.L.Moreno, Poeta al atardecer., WandaAngel, Isla ✨, Alberto Diago, Anton C. Faya, Yolanda Barry, Lale Neda, Patricia Aznar Laffont, ALam.

Comentarios3

  • Yolanda Barry

    Un abrazo muy fuerte mi querido Marianito bello es tu poema y sabías tus palabras en el comentario de autor.espero ansiosa el momento en el que nos demos un abrazo lleno de cariño en ese paraíso que Dios nos prometió.

  • Lale Neda

    Se llama pecado a la condición del hombre sin Dios....BUENA REFLEXIÓN ..me encantó tu poema hermoso ...Gloria a Dios Abrazo desde mi alma

  • Patricia Aznar Laffont

    Amén y así sea, amigo.
    Has escrito una bella oración que ya han llegado hasta los mismísimos cielos.
    Aplausos!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.