Raúl Voltavayeros

LANGOSTAS, LANGOSTAS...

LANGOSTAS, LANGOSTAS...

 

En las paredes, en los techos,

debajo de las camas,

dentro de los muebles,

por encima de las mantas,

tras los cuadros,

veo langostas, las veo.

Son tantas que no me atrevo a contarlas,

y sin embargo, están aquí, allí, amontonadas,

trepando, taladrando con sus pinzas,

mordiendo, mordiendo,

queriendo entrar…

 

El largo invierno las detuvo un tiempo,

presas en sus capullos,

alejadas de la televisión y la radio.

Entonces a muchos nos parecieron

todavía insectos.

 

Ahora que están por todas partes,

comiendo la piel bajo la piel,

descubriendo el hueso,

entrando por el oído,

mirando por los ojos dislocados…

salgo a la calle y las veo:

enemigas de todo,

hambrientas de un futuro.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Raúl Voltavayeros

    Bienvenidos a todos quienes tengan una nueva visión de las letras. Este poema es parte de mi libro Espantapájaros. Pueden leerlo gratis en https://es.calameo.com/read/006797061b84402d936e5

  • Alberto Escobar

    Han llegao a Sevilla? Un saludo Raúl,

  • Raúl Voltavayeros

    Pronto llegarán a todo el mundo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.