Claudio M. López

De acuarelas y de olvido

Te escribo porque me dueles,

Me abres la piel, las cicatrices,

Las tripas, y el café de la mañana

Me sabe a cenizas y lombrices.

 

Entonces te vuelvo poesía,

Acuarelas y olvido.

Porque estamos muertos.

Tu y yo, no estamos vivos.

 

Mezclo tinta, sangre, lágrimas 

Un amor bonito que no fue mío,

Como tampoco el paseo y la brisa

De aquella tarde por el puente del río.

Y te escribo en pinceladas negras

De acuarelas, y de olvido.

 

Solo puedo arrancarme versos

Y cuando los extirpo, 

me siento más vacío.

 

Las niñas estan jugando.

Mi café ya esta frío.

Y tu durmiendo en tu cuarto

De cortinados rojo martirio.

 

Ojalá cuando despiertes 

No sepas quien soy, 

Ni como me llamo,

Ni de qué te estoy hablando.

Prefiero morirme en tus recuerdos,

Que morir sintiendo como me apago

Porque este cáliz del amor mío,

No te alcanzó para llamarlo bonito.

 

Y tal vez, de pronto no recordarás nada...

Solo yo sabré quien eres,

Quienes fuimos, si es que fuimos, no lo sé. 

Y me dirás: Señor, ¿por qué me escribe usted?

¿Qué es el amor sino solo recuerdos organizados?

¿Para qué quiero escribirte?

¿Para qué pincelarte cada mañana?

 

Es una muerte digna el olvido.

 

Tu, yo y mis acuarelas 

Seremos tres desconocidos.

 

Claudio M. López

Ver métrica de este poema

Comentarios1

  • Isla ✨

    Que final tan emotivo...

    Tu, yo y mis acuarelas
    Seremos tres desconocidos.

    Un bello saludo...

    • Claudio M. López

      Gracias por leerme y por tu devolución.
      Todo un honor para mi.
      ¡Un cariño para ti!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.